Los elementos del Ejército mexicano dieron con el paradero del capo entre los estados de Jalisco, Michoacán y Guanajuato pero fueron asesinados. Foto: Tomada de Internet
Los elementos del Ejército mexicano dieron con el paradero del capo entre los estados de Jalisco, Michoacán y Guanajuato pero fueron asesinados

Cinco elementos del Ejército Mexicano adscritos a la zona militar de Sarabia, Guanajuato, quienes ubicaron al líder del Cártel Jalisco Nueva Generación, Rubén Nemesio Oseguera Cervantes, alias 'El Mencho', fueron asesinados durante un enfrentamiento contra integrantes de este grupo criminal.

Tres tenientes y dos soldados, pertenecían al Cuerpo de Fuerzas Especiales y estaban adscritos a la Unidad Especial de la Policía Militar (PM). Operaban en la zona del Bajío, en coordinación con las tropas de la 16 Zona Militar de Sarabia, Guanajuato.

Los militares fallecidos formaban parte de una operación que acababa de ubicar a  “El Mencho”,  en la zona de confluencia de los estados de Guanajuato, Michoacán y Jalisco.

El enfrentamiento en el que perdieron la vida se produjo entre el 29 y el 30 de abril, pero fue confirmado y reportado oficialmente a los mandos correspondientes con todos sus detalles hasta el 2 de mayo.

Los cuerpos de los cinco murciélagos de las Fuerzas Especiales del Ejército mexicano fueron trasladados a la Ciudad de México ese mismo día en un turbohélice C-27J Spartan de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM).

Fueron recibidos en el Campo Marte y ahí se les hizo un homenaje en el espacio Memorial del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, creado para honrar a los militares fallecidos en acciones contra el crimen organizado.

Hasta el momento, cierta información se mantiene oculta. Los datos de quienes cayeron en el operativo no se han revelado en las bases de información de la Sedena.