Michael Cohen, el ex abogado del presidente Donald Trump, abandona el tribunal federal después de su sentencia en Nueva York. Foto: AP
La Fiscalía de EU solicitó el pasado 7 de diciembre una pena de entre 51 y 63 meses de cárcel para el exabogado personal del presidente Donald Trump, Michael Cohen.

Michael Cohen, quien como abogado personal del presidente Donald Trump una vez prometió "aceptar una bala" por su jefe, fue condenado a tres años de prisión por una serie de delitos que incluyeron arreglar pagos secretos a dos mujeres, según él, por órdenes de Trump.

La sentencia coincidió con lo que pedían los fiscales federales.

Cohen, de pie solo en la mesa de la defensa, sacudió ligeramente la cabeza y cerró los ojos brevemente cuando el juez anunció la sentencia.

El juez de distrito William H. Pauley III dijo que el abogado merecía un crédito modesto por admitir culpabilidad y cooperar en una investigación federal sobre los esfuerzos de Rusia para influir en las elecciones presidenciales.

Antes de anunciar la sentencia, Cohen dijo que asumía toda la responsabilidad por sus acciones. La “lealtad ciega... me llevó al sendero oscuro en vez del sendero de la luz”, dijo el exabogado.

Cohen entró al tribunal sin hablar con los reporteros.

El exabogado se declaró culpable de engañar al Congreso sobre sus gestiones en pro de la construcción de una torre Trump en Moscú, pues se abstuvo de revelar que tuvo tratos con funcionarios rusos sobre el tema incluso bien entrada la campaña presidencial.

Además en agosto Cohen se declaró culpable de violar normas de financiamiento de campaña al organizar pagos a la ex modelo de Playboy Karen McDougal y a la actriz pornográfica Stormy Daniels para que no revelara que tuvieron relaciones extramaritales con Trump.

Michael Avenatti, abogado de Daniels, estuvo presente en el tribunal. Avenatti representó a Daniels en una querella contra Cohen en que la actriz exigía que se le levante la prohibición de hablar sobre el supuesto amorío. Avenatti ha fustigado a Cohen durante meses en los programas noticiosos de la televisión, asegurando que merece ir a la cárcel.

* Fiscalía pide entre 51 y 63 meses de prisión para el exabogado de Trump

La Fiscalía de EU solicitó el pasado 7 de diciembre una pena de entre 51 y 63 meses de cárcel para el exabogado personal del presidente Donald Trump, Michael Cohen, acusado de haber hecho "deliberadamente" declaraciones "falsas" sobre las negociaciones de una potencial Torre Trump en Moscú que finalmente no se construyó.

En un escrito entregado ante el Tribunal Federal del Sur de Nueva York, la Fiscalía subraya que es necesaria "una pena de prisión sustancial", así como que su petición responde a "la extensa y deliberada conducta general de Cohen”.

Asimismo, la oficina del fiscal solicita que se tenga en cuenta la colaboración prestada por el acusado en las investigaciones y se aplique "una modesta variación a la baja" de la sentencia, aunque subraya que la condena debe contemplar una "pena sustancial”.

Según el texto, la información ofrecida por el investigado fue "creíble y útil", aunque advierte de que Cohen "repetidamente rechazó ofrecer información completa sobre el alcance de cualquier otra conducta criminal en la que pudo haber participado o de la que pudo haber tenido conocimiento”.

El exabogado personal de Donald Trump, Michael Cohen (c), a su llegada al Tribunal Federal de Estados Unidos en Nueva York (Estados Unidos). Foto: EFE

En el escrito, de 40 páginas y firmado por el representante del fiscal general para este tribunal, Robert Khuzami, se sostiene que Cohen "trató de influir en las elecciones (presidenciales de 2018) desde la sombra”.

"Lo hizo orquestando pagos secretos e ilegales para silenciar a dos mujeres que de otra manera hubieran hecho pública sus supuestas relaciones extramatrimoniales con el individuo 1" (el presidente de Estados Unidos Donald Trump), sostiene el fiscal.

Asimismo, los fiscales declaran que "la sentencia impuesta debe reflejar la seriedad de las desvergonzadas violaciones de Cohen de las leyes electorales y (debe) intentar contrarrestar el cinismo público que se crea cuando individuos como Cohen actúan como si el proceso político perteneciera a los ricos y a los poderosos”.

Cohen reconoció que Trump le pidió que pagara a dos mujeres que aseguraban que había mantenido relaciones con el empresario para silenciarlas y evitar que su eventual testimonio pudiera influir negativamente en sus aspiraciones a llegar a la Casa Blanca.

El pasado día 1, Cohen pidió al juez que preside su caso que no le imponga cumplir prisión.

Sus abogados sometieron un documento "muy personal" al tribunal a nombre de su cliente, en el que este expresó su "arrepentimiento y vergüenza" y le presentaron como un hombre cuya vida personal y profesional se ha hecho añicos y que se hizo daño mientras trataba de proteger al también millonario empresario Trump, señaló el diario The New York Times.

En sus argumentos defendieron que su cliente ha cooperado con la investigación, llevada por el fiscal especial, Robert Mueller, sobre la presunta colaboración de la campaña electoral de Trump con Rusia en 2016, cuya legitimidad es criticada constantemente por el mandatario de EU. 

* Con información de la Agencia EFE