Foto: Vanguardia
Tienen 48 horas para presentar acausación contra su hijo

Luego del asesinato de la profesora de la Facultad de Economía, Magdalena Aguilar Dubois, decenas de comentarios manifestaron la conmoción de la sociedad saltillense, a sus alumnos y a sus compañeros de vida, quienes la recordaron como una mujer y académica ejemplar.

La noticia se dio a conocer al concluir la noche del pasado miércoles, cuando elementos de policía reportaron el homicidio en el Fraccionamiento Misiones IV Sector, del cual se desprendió en las primeras investigaciones que fue perpetrado por el detenido Diego “N”, quien es paciente de atención psiquiátrica.

Exalumnos de la Facultad de Economía, manifestaron que la maestra dejó su marca en la vida académica del centro de estudios, y los apoyaba inclusive en cuestiones personales.

“Era muy buena docente. En serio se dedicaba a preparar sus clases. Impulsaba mucho el cambio en la manera de dar clases en la universidad. Era una persona súper inteligente”, recuerda Christian Cuatianquis, exalumno de la Facultad quien también tuvo vida académica en Glasgow, Escocia, y Touluose, Francia.

También recuerda que Magdalena, o ‘Malena’ como le decían sus cercanos, también se daba tiempo para apoyar a sus alumnos en cuestiones personales.

“Siempre tenía tiempo para dar apoyo, incluso para cuestiones personales. Nos invitaba pizzas y tuve oportunidad de ir varias veces a su casa con otros compañeros y nos invitaba café y platicar”, recuerda el académico.

En su vida dentro de la Facultad donde también era investigadora recordada como excelente según el doctor en economía regional, Héctor Malacara quien también fue su alumno, y dio materias como Pensamiento Económico y Economía Clásica.

Fue titulada en Economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) en 1986, y compartió aulas con Agustín Guillermo Carstens quien fue alumno hasta el 1982 y profesor del 84 al 89, hoy Gerente General del Banco de Pagos Internacionales y Gobernador del Banco de México.

Fue esposa del director general de la Administración Pública del Estado, Oscar Olaf Cantú en los tiempos del gobierno de Rogelio Montemayor, con quien trabajó en la Secretaría de Finanzas.

Al fallecer su esposo, también sacó adelante a dos hijos a quienes también con la venta de comida italiana, siendo experta en la preparación de pizza y lasagna, por la cual también se volvió popular en los paladares.

“Era una gran persona, generosa, siempre dispuesta a ayudar a los demás, pendiente del cuidado de su madre, apreciada por sus alumnos y compañeros de trabajo”, recuerda el exgobernador y hoy titular del clúster energético, Rogelio Montemayor.

De acuerdo con el avance que ha presentado la Fiscalía, se sabe hasta este momento que el homicidio no fue perpetuado con arma de fuego ni con arma blanca, sino que fue a raíz de un golpe fulminante en la cabeza.

Aunque en los asesinatos contra  mujeres en el Estado, en lo general las autoridades de la Fiscalía inician las líneas de investigación como delitos de feminicidio, al ser un familiar directo el detenido quien en primera mano es reconocido como su hijo, la autoridad deberá esclarecer si la causal del asesinato tuvo características de género para que el delito sea clasificado de esta manera.

Dentro de las próximas 48 horas, la Fiscalía deberá presentar al detenido ante un juez para formular la acusación en su contra y proceder con los siguientes procesos por la vía penal.