Acuerdos. La sesión vio como los legisladores coahuilenses estuvieron en total acuerdo de legislar por la seguridad de los menores.
El Congreso de Coahuila aprobó por unanimidad la reforma del artículo 9

La Secretaría de Educación y otras autoridades educativas deberán implementar protocolos de atención y prevención de la violencia y abuso sexual contra niñas, niños y adolescentes. Ello debido a que en Coahuila se han documentado en los últimos meses cinco casos de ese tipo.

El Congreso de Coahuila aprobó por unanimidad la reforma del artículo 9 bis de la Ley Estatal de Educación, con el objetivo de reforzar los planes de prevención y atención de los casos de violencia y abuso sexual en el interior de las instituciones educativas entre docentes y alumnos.

 

De acuerdo con declaraciones de la Procuradora de los Niños, Niñas y la Familia de Coahuila, Yezka Garza Ramírez, actualmente en la entidad hay cinco casos sujetos a proceso: tres de ellos por violación y dos por abuso sexual, todos ellos en la Región Sureste, por lo que el diputado Sergio Garza Castillo presentó recientemente una iniciativa para combatir esa problemática.

“Estamos seguros que hay muchos casos de abuso sexual escolar en todo el Estado, que por desconocimiento, miedo o negligencia tanto de los padres de familia como de los centros educativos públicos y privados, no se denuncian y que se encuentran en la famosa cifra negra de delitos que si bien no reflejan un dato oficial, son parte de nuestra realidad”, indica el dictamen.

 

Con la reforma aprobada ayer, la Secretaría de Educación, así como cualquier otra autoridad educativa en la entidad, tendrán la obligación de implementar protocolos de atención, sistemas de capacitación obligatoria y programas de prevención para prevenir y atender la violencia y abuso sexual contra niñas, niños y adolescentes.

“Las cifras documentadas por el promovente en relación al abuso sexual contra menores en las escuelas son elementos contundentes para justificar la iniciativa propuesta, y que, en efecto, si bien existe una ley especializada para la protección de los menores, resulta necesario incorporar deberes sobre la materia en la Ley Estatal de Educación”, justifica el dictamen.

Congreso acuerda que se deberán implementar mejores protocolos de atención y prevención