Foto: Especial
La marca se ha visto obligada a reconocer que lanzar vehículos eléctricos de bajo costo en los próximos años será una tarea sumamente difícil

POR MARCOS BUREAU PARA MOTORPASIÓN MÉXICO

Como muchos saben, el Grupo Volkswagen ha desembolsado una cifra astronómica para dar marcha adelante con su proyecto de electrificación a través de todas sus marcas, con las que planea lanzar más de 70 modelos eléctricos de cara al año 2025.

Una de las pautas más importantes de esta estrategia, era poder lanzar vehículos de bajo costo con el paso de los años, al alcance de todos los bolsillos y para alcanzar esta meta, la firma de Wolfsburg decidió comenzar sus ventas con sus modelos más grandes para después pasar a producir los modelos utilitarios con un coste menor.

Sin embargo, a estas alturas la marca se ha visto obligada a reconocer que lanzar vehículos eléctricos de bajo costo en los próximos años será una tarea sumamente difícil y que prueba de ello es que los primeros modelos utilitarios que se han lanzado al mercado, como el nuevo Peugeot e208 o el Nissan Leaf son vehículos que encuentran su precio por encima de los 30,000 dólares.

Foto: Especial

Es por esta razón que ahora Volkswagen reconoce que la promesa de lanzar el nuevo ID.3 por debajo de los 30,000 dólares será una misión muy difícil de lograr y de hacerlo, su autonomía y rendimiento tendrían que verse drásticamente reducidos, lo que seguramente decepcionará a los clientes que ya han apartado el suyo.

Este problema también se extenderá hacia los modelos más pequeños de la familia, el ID.1 y el ID.2, cuyo lanzamiento está programado para algún momento entre 2023 y 2024, y de los cuales se había prometido que el precio estaría por debajo de los 20,000 dólares, aunque ahora eso parece algo imposible de lograr.

Fue el mismo Herbert Diess, jefe del consejo directivo del Grupo VAG, quien salió a dar declaraciones al respecto, comentando que: "Todavía queda un largo camino por recorrer. Es realmente difícil ofrecer una gama de automóviles eléctricos con un precio de 20,000 euros o menos. Ni en el mejor de los escenarios es una posibilidad real".

De acuerdo con la información dada a conocer por motor.es, el principal problema para producir estos modelos eléctricos de bajo costo es que la plataforma MEB recién desarrollada por Volkswagen es demasiado grande y el costo de fabricación de las baterías es aún muy alto, por lo que construir vehículos de bajo costo podría llevar a la marca a tener pérdidas millonarias.

POR MARCOS BUREAU PARA MOTORPASIÓN MÉXICO