AHMSA se encuentra en la peor crisis de su historia / Archivo
Esta cantidad sería sólo el 60 por ciento del monto total que tiene pendiente por diversos servicios que prestan para la empresa

Altos Hornos de México comenzará a vender propiedades en Estados Unidos  para poder abonar 300 millones de pesos a proveedores, a quienes les adeuda pagos desde mediados de 2019.

Esta cantidad, sería sólo el 60 por ciento del monto total que tiene pendiente por diversos servicios que prestan para la empresa.

Francisco Orduña Mangiola, director de comunicación social y relaciones públicas de la siderúrgica, dio a conocer en entrevista que son alrededor de 2 mil los proveedores que están en el padrón de la empresa, desde el personal del aseo, quienes llevan refacciones industriales o hasta carbón y fierro.

Dijo que este jueves se les informó a los prestadores de servicios que se empezaron a vender activos, es decir terrenos, plantas que se tenían como refacciones de las peletizadoras, que “no son fundamentales”, sin embargo, el ingreso del dinero se verá reflejado en 60 días aproximadamente.

“Pero eso no es tan rápido, nadie tiene 30 millones de dólares para dártelos al momento, empezará a entrar dinero de esas cosas que vendimos; lo distribuiremos a los proveedores.

“Una vez que entre el dinero ya está comprometido”, agregó el vocero oficial de la industria acerera.

Reconoció que AHMSA se encuentra en la peor crisis de su historia, pues en otras ocasiones la crisis nacional no afecta toda vez que había flujo internacional, ahora la crisis nacional “es tremenda”.

Este jueves se les informó a los prestadores de servicios que se empezaron a vender activos / Archivo

“Desde el año anterior que hicieron la acusación infundada (refiriendo al caso del presidente de la empresa Alonso Ancira Elizondo) los bancos cancelaron los créditos luego vino el freno del mercado internacional”señaló.

“Empezamos pa’trás, nos veníamos recuperando en diciembre, ya habíamos avanzado, tuvimos que pagar mil millones de pesos en derechos laborales en diciembre, no le fallamos a nadie, pero  eso nos provocó un sentón, desde entonces se acabó la recuperación, se detuvo y enero ha sido patético, el mercado está en el piso”, explicó.

Orduña expresó que se descarta un reajuste, aún y con la situación que tiene la empresa.

“Queremos que le vaya bien al presidente, queremos que se reactive la producción, no podemos sacar gente que después vamos a tener que recontratar, es muy caro perder gente que capacitamos mucha gente, sacarlos y después traerlos nuevamente”, expresó.