Jesús Ramírez Cuevas, coordinador de Comunicación Social del gobierno federal | Foto: Especial
Ramírez Cuevas dice que esas versiones tienen intenciones políticas

CIUDAD DE MÉXICO.- Jesús Ramírez Cuevas, vocero de la Presidencia de la República, aseguró esta mañana que hay versiones de mala fe y desinformación sobre la salud del presidente Andrés Manuel López Obrador con intenciones políticas que, señaló,  buscan dañar la imagen del Mandatario federal, quien el pasado domingo informó que dio positivo a Covid-19.

En su cuenta de Twitter, el vocero presidencial llamó a medios de comunicación y a la ciudadanía a evitar difundir versiones no confirmadas por el gobierno federal sobre la salud del Ejecutivo federal.

Esta mañana de viernes, en conferencia de prensa, Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación (Segob), aseguró que el presidente López Obrador se encuentra muy contento, optimista y su salud mejora rápidamente, por lo que, consideró, en unos cuantos días se incorporará a sus actividades regulares.

Ayer jueves Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud,  reportó dos casos de infodemia -propagación de información falsa o manipulada con el propósito de desinformar y causar pánico- uno sobre el estado de salud del Mandatario federal y el otro sobre la efectividad de las vacunas.

"Estuvieron circulando en redes sociales, particularmente en Whatsapp mensajes completamente fuera de lugar diciendo que el Presidente había tenido un problema neurológico posiblemente hemorrágico o que tenía una parálisis facial o de alguna parte del cuerpo, esto completamente falso, completamente absurdo".

En conferencia de prensa vespertina, el subsecretario señaló que ese tipo de mensajes busca dañar no solo imagen del Presidente sino la integridad del Estado mexicano, por lo que llamó a tener cuidado con ese tipo de desinformación.

López-Gatell aseguró que carecen de sentido lógico los señalamientos de que el Presidente no está contagiado con coronavirus.
"¿Cuál sería la motivación de un jefe de Estado anunciar una enfermedad que no tiene? Será descabellado y no es la intención del Presidente, quien propagan esta versión son quiénes se atrincheran una postura del antivacunismo", manifestó.