Unsplash
Aunque ya iniciaron estas actividades para reforzar la seguridad, la directora del Deporte estatal sabe que aún faltan labores de prevención, además de educación cívica que fomente el respeto a los espacios públicos de los saltillenses

Ante los delitos cometidos en el interior y en las inmediaciones de Ciudad Deportiva, las autoridades del Inedec, la UAdeC y las policías de municipales y estatales ya trabajan para reforzar la seguridad en la zona.

“Nos han estado reforzando con acciones como la implementación de cámaras de seguridad en los parques; ya se instaló la cámara en el parque Venustiano Carranza, ya se instaló en la Ciudad Deportiva, donde además se están implementando botones de pánico para dar mayor seguridad”, informó la titular del Instituto Estatal del Deporte en Coahuila (Inedec), Alina Idalia Garza Herrera.

Debido a la cercanía entra la Unidad Deportiva y la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC), las instituciones llegaron a convenio para intercambiar equipo de vigilancia mediante rondines de personal de seguridad, pues las quejas ciudadanas por robos y hostigamiento causaron alarma entre quienes asisten a estos espacios.

Se trata de bicicletas eléctricas y cuatrimotos en cada uno de los parques para garantizar la seguridad de estudiantes y ciudadanos que transiten por los lugares que comparten las instituciones.

Aunque ya iniciaron estas actividades para reforzar la seguridad, la directora del Deporte estatal sabe que aún faltan labores de prevención, además de educación cívica que fomente el respeto a los espacios públicos de los saltillenses.

“Desgraciadamente todavía nos falta apretar como sociedad el tema de que los espacios públicos son para la recreación y la convivencia familiar”, resaltó Garza Herrera.

 

ATRACOS

Una ola de asaltos ha azotado a asistentes a la Ciudad Deportiva las últimas semanas.

El más reciente y sonado fue el cometido contra nueve alumnos de la Universidad Autónoma de Coahuila, quienes fueron despojados de un celular y una computadora portátil.

Según policías que patrullan la zona, los sospechosos son tres jóvenes de aspecto pandillero, quienes han hecho de las suyas a costa de quienes asisten de paseo o a ejercitarse. Los delincuentesn cometen los atracos con la amenaza de que portan armas de fuego.

“Tenemos que reconocer que hay esta problemática en la sociedad y que nosotros por lo tanto tenemos que colaborar”, dijo por su parte el rector de la UAdeC, Salvador Hernández Vélez.