Foto: Especial
La víctima, una chica de 18 años, fue a buscar a su pareja en su casa durante la madrugada del domingo. Cuando llegó, el joven no estaba y ella decidió esperar ahí

Argentina. Un hombre de 41 años presuntamente violó a la novia de su hijo de 18 años en San Rafael (Argentina) la madrugada de este domingo. La policía detuvo al presunto violador mientras estaba jugando un partido de fútbol.

La víctima, una chica de 18 años, fue a buscar a su pareja en su casa durante la madrugada del domingo. Cuando llegó,  el joven no estaba y ella decidió esperarse. 

Más tarde, llegó su suegro que cuando la vio la cogió con fuerza y la arrastró a una habitación donde la cerró. Allí la obligó a mantener relaciones sexuales e, incluso, la amenazó de muerte. Aunque ella intentó resistirse, la fuerza física del hombre era muy superior y no pudo pararlo.

Después de la violación, el agresor se marchó de la casa y la chica aprovechó para salir de la casa. Una vez a fuera, ella pudo pedir ayuda a los vecinos del barrio que acabaron llamando a la policía. Los cuerpos de seguridad activaron el protocolo pertinente y la trasladaron a la comisaría para tomarle la declaración.

Cuando acabaron el protocolo policial, llevaron a la víctima al Hospital Schestakow. Allí los médicos confirmaron que la joven tenía lesiones en las partes íntimas a causa de la resistencia y quedó ingresada bajo observación médica a causa de las secuelas psicológicas, según informa el diario argentino UNO.

"Potoco", el presunto agresor

"Potoco", Óscar Ureta, es el sobrenombre con que se conoce el presunto agresor de la violación sexual a la novia de su hijo. El hombre ya es conocido por la policía, ya que tiene numerosos antecedentes penales, entre ellos: homicidio, narcotráfico, delitos contra la propiedad, entre muchos otros.

Este domingo 13 de octubre los cuerpos de seguridad fueron a detener al hombre en su casa. Sin embargo, por sorpresa suya, cuando llegaron a la residencia estaba completamente vacía. Finalmente, se encontraron en "Potoco" jugando a fútbol donde fue detenido.

El hombre será imputado por "abuso sexual agravado por exceso carnal en un contexto de violencia de género" por lo qu le podrían caer más de 20 años de prisión, entre otras penas.