Alerta. Hasta ayer, Estados Unidos superaba los 10 mil muertos por coronavirus y más de 366 mil contagios. EFE
El nuevo dato se conoce después de que el domingo pasado el presidente Donald Trump, durante su habitual rueda de prensa diaria, asegurara que “esta será probablemente la semana más dura"

NUEVA YORK, EU.- Mientras el estado de Nueva York intenta aplanar la curva de contagios, en conjunto, Estados Unidos superó este lunes los 10 mil muertos por coronavirus, lo que le sitúa en el tercer país con más pérdidas humanas detrás de Italia y España, según la Universidad Johns Hopkins.

Tan sólo en 24 horas, EU registró mil 150 muertes, llevando la cantidad total de decesos a 10 mil 908, y un total de 366 mil contagios.

El nuevo dato se conoce después de que el domingo pasado el presidente Donald Trump, durante su habitual rueda de prensa diaria, asegurara que “esta será probablemente la semana más dura, entre esta semana y la próxima, y habrá mucha muerte”.

Trump ha recibido numerosas críticas dentro de EU por su manejo de la tragedia y, especialmente, por no haber prestado la ayuda adecuada a los hospitales que atienden a la población más enferma.

Ayer un informe de una entidad dedicada a supervisar el Gobierno confirmó que hospitales de todo el país se están enfrentando a una grave falta de material médico, como mascarillas o guantes, lo que podría acabar poniendo en peligro a sanitarios y pacientes.

Los hospitales tampoco tienen suficientes termómetros, papel higiénico, comida, desinfectantes o sábanas, de acuerdo al reporte.

PLANTEAN EMITIR ‘CORONABONOS’

El principal asesor económico del presidente Trump, Larry Kudlow, mostró ayer su apoyo a la posibilidad de que el Departamento de Tesoro emita bonos para financiar la lucha de EU contra el coronavirus y mitigar su impacto.

En una intervención de CNBC, Kudlow admitió que le gustaba la idea de “bonos de guerra” para financiar los esfuerzos para mitigar los efectos del coronavirus planteada por el presentador Jim Cramer.

A lo que añadió que el Gobierno debía considerar medidas inusuales de gran importancia financiera en tiempos de crisis.

Más tarde, en declaraciones en la Casa Blanca, Kudlow explicó que la idea no supone ningún cambio a algunas de las medidas que se están planteando en el seno de la Administración.

“Hemos dado vueltas a esto antes. El secretario (del Tesoro), yo, el presidente y otros hemos hablado de vender bonos a largo plazo”, expuso sobre el asunto.