A causa de un evento de despresurización en un vuelo que despegó de Atlanta, las mascarillas de aire se activaron y los pilotos tuvieron que realizar un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Tampa

Pasajeros de un vuelo de Delta Airlines vivieron una pesadilla, cuando los pilotos se vieron obligados a realizar un descenso repentino de casi 30 mil pies, lo que causó pánico y una movilización de emergencia en aeropuertos de Florida.

El avión despegó la noche del miércoles de la terminal de Delta en Atlanta hacia Fort Lauderdale, y tras alcanzar la altura de 45 mil pies la nave presentó un evento de despresurización, por lo que se liberaron las máscaras de oxígeno de los pasajeros.

El vuelo 2553 tuvo que realizar un descenso controlado y desviar su ruta al aeropuerto de Tampa, donde aterrizó sin mayores incidentes.

Pasajeros del vuelo relataron haber sentido pánico durante el incidente.

“Los compartimientos de las máscaras de oxígeno se abrieron y hubo caos entre los pasajeros”, señaló el pasajero Harris Dewoskin.

“Me parece que una de las sobrecargos tomó el intercomunicador y sólo repetía ‘no entren en pánico, no entren en pánico’, pero obviamente en un momento así los pasajeros que estaban a mi lado comenzaron a hiperventilar y a respirar verdaderamente fuerte”, señaló el pasajero en su relato a la televisión local.

“La vida es frágil. Fueron 60 o 90 segundos en los que no sabíamos qué estaba pasando. A 15 mil pies en el aire, es un momento aterrador”, dijo Dewoskin.

Otro de los pasajeros dijo que estaba tan asustado que le expresó su amor a sus familiares y abrazó a su hijo.

Delta señaló que la aeronave está siendo revisada por sus técnicos en mantenimiento, y los pasajeros fueron trasladados de Tampa a Fort Lauderdale en camiones.