La obra de Hugo Argüelles vuelve con un nuevo elenco y una nueva producción pero conservando las bases teatrales impuestas por el director Alejandro Santiex

No hayan ni dónde acomodar su colección de moscas muertas pero las Vampiras Morales ya se apropiaron de Casa Tiyahui, abriendo las puertas de su antiguo hogar para que el público saltillense pueda disfrutar de sus anécdotas de vida oscura. 

“Sibaritas, poquianchis o féminas de cualquier manicomio, simplemente se trata de mujeres solas. La culpa las volvió quienes son y aunque usted no lo crea, son encantadores mientras preparan sopa jugando tétricas y tetonas”. 

Esa es la descripción de las señoritas Morales, interpretadas por Gabriel Neaves como María Adelfa y Homero Craig como Rosa Fluvia, en esta producción donde se reúnen Colectivo Teatro Ambulante, Teatro Rictus, Grupo Ecléctico de Teatro y Teatro Columna Cuatro. 

En un periodo de su carrera como dramaturgo Hugo Argüelles enfocó sus obras al humor negro, estrategia narrativa que le permitió burlarse de la muerte dando origen a farsas satíricas como ‘Los cuervos están de luto’, ‘Romance, bronca y misterio de los caracoles amorosos y los muertos lujuriosos del motel del cementerio”, así como las mismas Morales.

Al elenco se suman Armando Quiñones como Ernesto y Eliseo, Mario Arrambide como Miguel, Alejandra Ugalde como Filomena y Óscar Castañeda como Javier, quien además fue parte del montaje de Santiex en los 80, mientras que la producción y la dirección de arte corren por parte de José Palacios.

“Esta ha sido una experiencia muy fuerte porque había que acomodarse al mundo femenino, teníamos que explorar porque no estábamos acostumbrados a este tipo de maquillaje, ni vestidos ni al tacón que es lo peor, pero estamos muy contentos”, indicó Gabriel Neaves durante la rueda de prensa en Casa Tiyahui.

Añadió además que se trata de personajes renovados, por lo que la gente puede esperar momentos de mucha risa, horror y conmoción pues mientras que una cosa es normal para las Vampiras, cualquier persona no trastocada quedaría en shock.

Mario Arrambide, destacó que “en seguida me enamoré del personaje, me sorprendió la calidad actoral de los compañeros que tienen una trayectoria con una escuela impresionante y lo que uno puede hacer es aprender con ellos pues el compañerismo que se vive entre nosotros es incomparable”.

Sobre Alejandro Santiex, Craig aseguró que se trata de un entrañable y finado amigo que fue compañero de aventuras teatrales y maestro de muchos de los “de la vieja guardia”. 

“Donde quiera que esté Alejandro nosotros lo estamos haciendo con mucho cariño, nomás que nos regañe si algo no le gustó, el tendrá manera de comunicarse, a lo mejor con un trueno muy acorde a la obra”, recordó entrañable y entre risas el actor.

En total tomó cerca de dos meses preparar la producción de la obra en Casa Tiyahui, que tendrá como inquilina a la obra los próximos 26 y 27 de agosto, más todos los viernes y sábados de septiembre.

Castañeda explicó que en esta ocasión los boletos cuestan 100 pesos y estarán a la venta en boletopolis.com y en el recinto una hora antes del evento.
Añadió que si la producción y los personajes tienen aportes nuevos de ellos mismos, la estructura de Santiex es la misma. 

“Desde levantar el dedo hasta el trazo fijo del movimiento del espacio, aunque la obra original estaba planteada en teatro arena, en éste caso será semi italiano, como en el Teatro de la Ciudad, pero todas las indicaciones, tonos, matices e intenciones prevalecen bajo las direcciones de Alejandro”, aseguró.

Por su parte Craig añadió que agradeció a Casa Tiyahui la apertura para presentar en este espacio independiente la obra, pues indicó que para ellos como actores es difícil encontrar sitios que les permitan intervenir de tal manera su espacio. 

¡No te lo pierdas!
Las Vampiras Morales
Fecha: viernes y sábados
Lugar: Casa Tiyahui
Entrdad: 100 pesos general

Argentina Barrientos

Originaria de la ciudad de Saltillo y egresada de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Coahuila.

Se unió en 2014 a las filas de Vanguardia y colaboró como reportera para la sección de Artes ejerciendo el periodismo cultural enfocado a las bellas artes y las nuevas formas de expresión. También abordó temas gastronómicos y de emprendedurismo.