El actor estadounidense Yaphet Kotto, que actuó en la cinta de James Bond “Live and Let Die” (“Vive y deja morir”) y “Alien” (“Alien - El octavo pasajero”), murió a los 81 años de edad.

Yaphet Kotto, el imponente actor que trajo un duro magnetismo y una seriedad señorial a películas que incluyen la cinta de James BondLive and Let Die” (“Vive y deja morir”) y “Alien” (“Alien - El octavo pasajero”), falleció. Tenía 81 años.

Su esposa, Tessie Sinahon, informó el deceso el lunes en una publicación en Facebook. Dijo que Kotto murió en Filipinas. El agente del actor, Ryan Goldhar, confirmó la noticia.

Interpretaste a un villano en algunas de tus películas, pero para mí eres un verdadero héroe y para mucha gente”, escribió Sinahon.

Con sus 1.90 metros (6 pies, 3 pulgadas), Yaphet Frederick Kotto tuvo una presencia habitual en el cine, la televisión y Broadway, empezando con las películas “Nothing But a Man” de 1964 y “The Thomas Crown Affair” (“El caso Thomas Crown”) de 1968. Hizo su debut teatral en una producción de “Otelo” en Boston, y en 1969 reemplazó a James Earl Jones en la obra ganadora del Pulitzer “The Great White Hope” en Broadway. Saltó a la fama con el papel del teniente Pope en “Across 110th Street” (“La mafia nunca perdona”) de 1972.

Kotto, un descendiente de la realeza camerunesa que creció en el Bronx, fue más conocido por su interpretación del iracundo agente del FBI en “Midnight Run” (“Fuga a la media noche”) al que Robert De Niro le roba su placa, como el villano Mr. Big en “Live and Let Die” y como el técnico Dennis Parker en “Alien” de 1979.

Él es uno de esos actores que merecía más que los papeles que le dieron”, escribió la directora Ava Duvernay en Twitter. “Pero tomó esos papeles y los hizo maravillosos de todas formas”.

Kotto fue nominado a un Emmy por su interpretación del dictador ugandés Idi Amin en la película hecha para televisión de 1977 “Raid on Entebbe” (“Rescate en Entebbe”). En “Blue Collar” de Paul Schrader de 1978, sobre trabajadores de la industria automotriz en Detroit, compartió pantalla con Richard Pryor y Harvey Keitel como el exconvicto Smokey James.

También trabajó en la cinta de acción de 1987 de Arnold Schwarzenegger “The Running Man” (“El sobreviviente”) y dio vida a Al Giardello de 1993 a 1999 en la serie de NBC “Homicide: Life on the Street” (“Homicidio”).

Kotto a veces lamentó ser encasillado como detective y que muchos de sus personajes murieran al final.

Siempre me llaman poderoso, corpulento o imponente”, dijo al Baltimore Sun en 1993. “O dicen que lleno la habitación. Soy un tipo negro de 200 libras (90 kilos) y 6 piel, 3 pulgadas. Creo que tengo esta imagen de un monstruo. Es muy difícil”.

Quiero probar interpretar a un hombre mucho más sensible, un hombre de familia”, agregó. “Hay un aspecto en las vidas de las personas negras que no es correr y saltar”.

Le sobreviven su esposa y seis hijos.