‘Cuando anunciaron que había un error y que Moonlight había ganado, no lo podía creer’, le dice el actor a nuestro corresponsal sobre el filme que ganó el Oscar a Mejor Película y que llega hoy a los cines de Saltillo

LOS ÁNGELES.- Muchos ya lo conocían por su rol como la mano derecha de Kevin Spacey en el éxito de Netflix, ‘House of Cards’. Y aunque llegó al Oscar por duplicado, con la participación en dos de las mejores películas nominadas como ‘Moonlight’ y ‘Hidden Figures’, el reconocimiento finalmente lo obtuvo como el Mejor Actor Secundario, por ‘Moonlight’, la Mejor Película del Año (aunque por un momento le haya robado la alegría ‘La La Land’).

-Es inevitable empezar a hablar del Oscar sin tocar el tema del gran error de sobres cuando nombraron como Mejor Película a La La Land en vez de Moonlight ¿Qué pensaste exactamente en aquel momento?-
“Para empezar, a La La Land le va muy bien en el cine y ya venía resonando en mucha gente, especialmente en este momento donde la gente necesita esperanza en sus vidas. Pero la película tuvo un impacto diferente en el público, muy diferente a Moonlight. Cuando nombraron a La La Land como ganadora, no me sorprendí. Y estaba feliz por ellos. Pero cuando vi que había gente de seguridad que subía al escenario, en ese momento me preocupé. Y cuando Jordan Horowitz (el productor de La La Land) dijo que Moonlight había ganado, me tomó por sorpresa, no lo podía creer y yo tampoco quería subir y quitarle el premio a nadie. Fue un momento difícil para disfrutar, porque alguien más estaba frente a nuestro Oscar. Pero me siento afortunado por todos nosotros, al habernos llevado el premio como Mejor Película. Es sorprendente”.

-¿Genera cierto orgullo ser también el primer actor musulmán que gana un Oscar?-
“Yo no creo que importe la teología o como vea en esta vida a Dios. Como artista, mi trabajo es el mismo, contar la verdad y tratar de conectar con los personajes y la gente, tan honestamente como pueda. La práctica espiritual no creo que sea relevante a menos que te de una forma de encontrar la empatía con la gente. En ese sentido, estoy orgulloso, sí. Pero no dejo de ser un artista que se siente bendecido por las oportunidades que tengo y trato de hacer lo mejor con cada oportunidad que se cruza en mi camino”.

-Pero justo después de la prohibición de visas musulmanas que había ordenado Donald Trump, fuiste el primer actor en declarar públicamente tu orgullo musulman ¿Hasta qué nivel puede haber influenciado el Oscar tu activismo público?-
“Mis bisabuelos ya habían estado involucrados en el activismo de derechos civiles norteamericanos. Fijate que cuando mi bisabuela falleció, en la radio habían anunciado que era comunista aunque no lo era. Pero como lo dijeron por radio, mi bisabuelo igual perdió el trabajo que tenía en la Base Naval de Alameda, en Oakland. Y él tenía cinco hijos para alimentar. Todo esto que estamos viviendo, no es nada nuevo para mi. Ya existió antes y es tan doloroso como lo fue antes.. Es triste ver los prejuicios que hay cuando alguien le reza a alguien diferente o tiene una forma distinta de definir a Dios. Duele ver lo que le pasa a los inmigrantes. Vivimos un momento de desafíos y lo más positivo como artista es vivir la oportunidad de darle brillo a una luz en situaciones donde se necesite que una luz brille. A lo mejor, pueda ayudar a iniciar una conversación, porque todos los cambios se empiezan así, hablando. Es lo máximo que puedo hacer”.

- Al momento de recibir el Oscar, esta vez no dijiste nada sobre Trump ¿Qué piensas sobre la polémica de mezclar ideas políticas en medio de una entrega de premios como el Oscar, al saber que del otro lado de la cámara también puede haber gente que esté en desacuerdo con tus ideas?-
“Esa es la verdad de la vida. Tenemos que respetar si alguien no está de acuerdo con el otro, porque cuando somos diferentes, es importante. Cuando estás de acuerdo con algo, no es necesario respetarlo, porque no hay nada que te preocupe. Pero cuando alguien señala ‘esa persona es diferente a mi’, aunque no sea en un tono derogatorio, hay que respetarlo y generar al menos el espacio apropiado para tratar de entender la diferencia, para generar la oportunidad de conocernos y ver que la otra persona es tan humana como el resto. Por eso creo que la arrogancia no debería tener un lugar en la vida. Y eso es lo que yo trato de hacer: respetar a la gente de la misma forma que quiero que me respeten”. 

-¿Hay alguien en particular que te inspiró en tu carrera a mejorar como actor, para llegar al nivel del Oscar?-
“Yo tengo 43 años, nací en 1975 y no hay demasiada gente como yo en televisión, ni el cine. Por eso fue tan importante cuando Billy Dee Williams estuvo en ‘Star Wars’. Pero la persona que siempre me inspiró, como actor, esa persona siempre fue Denzel Washington por todo su talento, pero también por ser alguien que es de mi tribu, que habla y actúa al mismo nivel que los más grandes... y le va bien. No solo es un gran actor negro, es un gran actor. Y en ese sentido, yo nunca me vi como un actor de raza negra. Soy un actor primero, un actor que además es afroamericano, tal cual como Denzel”. 

Con el verdadero nombre de Mahershalalhashbaz Gilmore, nació muy cerca de Hollywood, en la ciudad de Oakland, el 16 de Febrero de 1974. Pero en realidad, se había criado como cristiano, hasta que se convirtió al Islam, 17 años atrás. Claro que esa misma diferencia religiosa en la familia es la que también destacó, como respuesta a la prohibición de visas musulmanas, cuando al recibir el premio del Sindicato de Actores, destacó “Con mi madre igual nos amamos. Y el tema de ser musulmán no es tan importante”. Justamente fue al momento de convertirse musulmán, cuando decidió llamarse Ali en vez de Gilmore, conservando el nombre Mahershalalhashbaz  que justamente es el más largo que figura en la biblia hebrea (libro de Isaiah), que combina las cuatro palabras Maher-Shala-Hash-Baz por el significado “rápido para tomar botín”. Así es como también se apareció en sus primeros trabajos como actor en las series de televisión ‘CSI’, ‘NYPD Blue’ y ‘Law & Order’. Pero cuando apareció en las dos partes del final de ‘Juegos del Hambre’, con el rol del jefe de seguridad que protegía a Katniss (Jennifer Lawrence), él mismo volvió a cortar su nombre a la mitad, tal cual como hoy figura en un Oscar: Mahershala Ali.  

El reconocimiento internacional, claro, llegó con la serie de ‘House of Cards’, donde se hizo conocido como la persona de confianza de Frank Underwood o Kevin Spacey. Pero el éxito se triplicó el año pasado, cuando volvió a aparecer en Netflix en la nueva serie de superhéroes ‘Luke Cage’ de Marvel, con el rol de Cornell ‘Cottonmouth’ Stokes’. Casi al mismo tiempo, también estaba debutando en Broadway con la producción ‘Smart People’ cuando en cine, estrenaba con Mathew McConaughey la película de la guerra civil norteamericana ‘The Free State of Jones’. Y aunque es cierto que llegó a la competencia del Oscar, de la mano de la nominación como Mejor Actor Secundario por ‘Moonlight’, la participación en la Mejor Película nominada ‘Hidden Figures’ también influyó en los miembros de la Academia que lo votaron. 

-¿Qué crees que diría Frank Underwood de ‘House of Cards’ de tu Oscar como Mejor Actor de Reparto?-
“Frank Underwood no sé, pero Kevin (Spacey) siempre me apoyó. Moonlight es una película que a él le gustó mucho y me lo dijo. ‘House of Cards’ es la gran razón por la que hoy yo estoy aquí. Vengo trabajando desde hace 12 años con bastante continuidad y ‘House of Cards’ fue la primera serie que la gente se sentó a ver sin parar, un primer capítulo hasta el último, sin parar. Ser parte de esa clase de movimiento en nuestra cultura, se siente muy auténtico como una opción de ver un programa de TV. Y la gran razón por la que pude conseguir otros roles como ‘Moonlight’ se las debo a los cuatro años que pasé con ‘House of Cards’.

- ¿Teniendo en cuenta la fama que lograste con la serie de Netflix, qué opinas al ver a sitios de internet como Netflix o Amazon, que compiten también por el Oscar?
“Me parece estupendo... para Netflix y Amazon”.

-¿Crees que en ese sentido la Academia del Oscar debería entregar premios también a los programas de TV? Lo pregunto porque este año incluso ganó contra Netflix, en la categoría Mejor Documental, el canal de TV ESPN que estrenó en una sala de cine, la miniserie de OJ Simpson que realmente habían hecho para televisión..
“Yo creo que el Oscar debería dar premios para el tema del Oscar. Ya hay otros premios como el Globo de Oro y el Emmy que premian la televisión. Y a mí me gusta que el Oscar de la Academia esté estrictamente reservado a reconocer la excelencia en el cine”.

-¿Qué lo hace tan especial al Oscar en comparación con otros premios? 
“¡Me encanta! Solamente los actores saben el trabajo que lleva una actuación. No trabajamos más duro que el director o el guionista, simplemente trabajamos diferente. Y cuando gente de tu industria mira tu trabajo, reconoce cosas que otras personas no reconocen. Eso es lo que hace que el Oscar sea tan especial, el reconocimiento de mis compañeros. Aprecio la nominación como Mejor Película de ‘Hidden Figure’ y ‘Moonlight’ también, porque todos trabajamos estupendamente”.