Miguel Ángel Riquelme Solís, gobernador de Coahuila | Foto: Sandra Gómez
Carta de gobernadores no es el inicio de la mala relación con el subsecretario, dijo Riquelme Solís

Torreón, Coahuila. – La carta de los 9 gobernadores exigiendo la renuncia del Subsecretario de Salud, ante los resultados de la estrategia para enfrentar la epidemia, no es el inicio de la mala relación del gobierno de Coahuila con Hugo López Gatell, dijo el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís.

 “Yo sí firmé y no me rajo, debe ser sustituido por un experto en la materia, con conocimiento y humildad, como se advierte en el comunicado”, manifestó.

Explicó que el puesto que ocupa López Gatell, es para un técnico o un profesional, no para un político, pero el Presidente sabrá si lo sigue protegiendo.

En la conferencia de prensa que presidió al término de la reunión del Subcomité Covid-19 de la Región Laguna, el Riquelme refirió que son los gobernadores los que están atendiendo la pandemia de manera directa.

No se puede decir lo mismo del titular del IMSS, Zoé Robledo, porque él sí atiende de manera directa una llamada y resuelve de inmediato el problema.

López Gatell no nos atiende y tenemos problemas con lo que diariamente públicamente, por lo que los gobernadores tienen que tomar decisiones.

“Actualmente a Coahuila lo mantiene con semáforo rojo, y si le hiciéramos caso, todos estaríamos en casa, lo cual esa incongruente y no hay manera de relacionarnos con él para aclarar las cosas, sino que tenemos nosotros que tomar decisiones”.

Y encima de que tomamos decisiones, sale a decir que podemos tener alguna responsabilidad penal.

Los gobernadores que firmamos la carta, no estamos de acuerdo, no tampoco nos vamos a dejar, acotó el mandatario coahuilense.

Quien ve al país desde un escritorio, se equivoca, el manejo del Covid-19 no se puede desde ahí.

“Por los tamaños con los que habla, debería tener un representante en cada estado que le ayude a manejar la epidemia”, expresó finalmente el ejecutivo coahuilense.