Foto: Internet
Brooke Houts, una youtuber y actriz estadounidense, subió la versión no editada de un video a su canal en el que se aprecia como golpea y parece escupir a su perro; Houts pidió una disculpa y aseguró que jamás lastimaría a Sphinx, su dóberman

La youtuber y actriz estadounidense, Brooke Houts, se encuentra en el ojo del huracán, ya que recientemente subió inadvertidamente la versión no editada de un video a su canal -con más de 300 mil seguidores- en el que se aprecia como golpea y parece escupir a su perro, un dóberman llamado Sphinx. Aunque el video ya fue eliminado de su cuenta, aún se puede encontrar en redes sociales.

Muchas personas indignadas dieron parte a la policía, que, según publicaciones como TMZ y The Verge, han iniciado una investigación. Esta última publicación asegura que ha preguntado a YouTube si va a tomar medidas adicionales contra la joven, ya que la plataforma tiene prohibidos los vídeos que incluyan o inciten a la violencia contra los animales.

Horas más tarde, después de que el video se volviera viral, Houts emitió una declaración en Twitter. En el texto, que ha recibido 50 mil respuestas, Brooke pide disculpas "con cualquier persona que se haya sentido afectado por el vídeo". Explica que su perro pesa 75 libras y que brincó sobre su cara con la boca abierta, como dueña de la mascota, tiene que "demostrarle que ese comportamiento es inaceptable". "Mi perro no sufrió de ninguna manera por las acciones que hago en el vídeo. No le golpeé, aunque entiendo que pueda parecerlo", señala. Eso sí, Houts reconoce que de todos modos no debería "haber gritado" ni "haberse mostrado agresiva" con su perro.

De momento YouTube no ha tomado represalias contra Houts y su canal sigue en marcha. El perro de Houts es un personaje habitual de su canal, si bien hasta ahora su actitud hacia la mascota era cariñosa. Asimismo, el Departamento de Policía de Los Ángeles lanzó una investigación sobre Brooke Houts, después de que el video se volviera viral.

"Nuestra Fuerza de Tarea contra la Crueldad Animal ha recibido numerosas quejas sobre el video del que está hablando y actualmente estamos investigando el asunto", dijo un representante de los medios de LAPD a The Verge.