Te quedan artículos para leer en este mes. El registro es gratis.
Regístrate | Login

Maestros: otros héroes sin capa de la pandemia de coronavirus

Saltillo
/ 25 agosto 2020

En este inicio de clases, algunos maestros se hicieron notar con acciones como recrear un salón de clases para alumnos que vivirán su primer día de clases en la vida

La docencia en tiempos de pandemia ha dejado un sinfín de historias de esfuerzo, superación y generosidad. En redes sociales, las historias de reconocimiento y agradecimiento a los maestros por parte de los padres de familia y alumnos se pudieron documentar antes del periodo vacacional.

En este inicio de clases, algunos maestros se hicieron notar con acciones como recrear un salón de clases para alumnos que vivirán su primer día de clases en la vida, por buscar proveer a sus alumnos de los medios tecnológicos necesarios para que estudien o darles la bienvenida a sus alumnos con una caravana de automóviles y repartirles dulces.

Una de ellas es la maestra Blanca Sifuentes, docente multigrado en el ejido 7 de Enero en Parras de la Fuente, quien en sus redes sociales lanzó ayer una convocatoria para que sus amigos y familiares la apoyen para reunir fondos y comprar dos celulares para donarlos a los alumnos de su escuela.

$!Maestros: otros héroes sin capa de la pandemia de coronavirus

CÓMO NACIÓ LA INICIATIVA

“Necesito que mis alumnitos se puedan comunicar conmigo y no tienen celular, así que se me ocurrió pedir apoyo para comprar uno o dos celulares para mi escuelita, los cuales se rolarían entre los alumnos, para que puedan compartirme sus trabajos y yo pueda enviarles tareas y comentar sus avances o dudas de las clases”, explica la docente.

El proyecto denominado: “Todos tenemos derecho a la educación”, convoca a la comunidad para apadrinar a uno de los niños con un apoyo económico de 64 pesos por semana para que puedan adquirir tarjetas de internet, y de esta forma puedan hacer videollamadas una vez que se adquieran los equipos telefónicos.

Anteriormente la maestra lanzó una convocatoria para reunir y donar despensas a los alumnos hijos de jornaleros que se quedaron sin empleo por la pandemia del COVID-19, mismas que fueron entregadas en mayo.

SALÓN DE CLASES EN CASA

Por su parte la maestra Gabriela Herrera regaló un “salón de clases” a Cedric y Rosalí, ambos alumnos de nuevo ingreso a kínder, quienes deseaban tener una primera experiencia en la escuela de marea presencial.

La docente de primaria decoró y habilitó una habitación para que Cedric y Rosalí, su sobrino y su hermana respectivamente, pudieran tomar las clases como lo harían en las condiciones en las que anteriormente se llevaban a cabo en un salón, aunque guiados por las clases del Programa Federal “Aprende en Casa II”.

“Fue un poco complicado y difícil de aceptar, en el caso de mi hijo que su primer escalón en la vida escolar sería así, y la preocupación de que pudiera estar bien preparado a su edad, o de qué al ser nosotros sus maestros lo haríamos bien para poder enseñarle a él, no es fácil cuando no sabes cómo enseñar.

“Afortunadamente con el apoyo de su tía, que es maestra, hicimos que esta nueva etapa fuera más fácil de lo que imaginábamos”, cuenta Michell, madre de Cedric.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Newsletter Vanguardia

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

Anuncio
Anuncio
Anuncio
Artículos destacados