Ni la cuarentena acaba con la esencia de la Plaza Acuña en Saltillo

Saltillo
/ 3 mayo 2020

¿Y la sana distancia? En la emblemática plaza del centro de Saltillo se reúnen desde personas de la tercera edad hasta sexoservidoras

Como si no hubiera contingencia, personas que acostumbran descansar bajo los árboles de la emblemática Plaza Acuña se niegan a abandonar este lugar.

Todo los días y a todas horas se pueden observar en este parque a adultos mayores, boleros, prostitutas, vendedores ambulantes y músicos callejeros conviviendo plácidamente en este sitio, donde también se sabe que se mueven expendedores de pastillas psicotrópicas y otras drogas.

Todo esto a pesar de que en la esquina de las calles de Allende y Aldama lleva meses instalada una caseta móvil de la Policía Municipal, pero parece que nadie hace nada para remediar esta situación.

$!Ni la cuarentena acaba con la esencia de la Plaza Acuña en Saltillo

Con todo y que la Secretaría de Salud anunció desde hace semanas el inicio de la Fase 3 de la emergencia y de que en los próximos días se prevé el pico más alto de contagios de coronavirus, los paseantes de la Plaza Acuña insisten en permanecer en este lugar, donde abundan también pedigüeños e indigentes.

Transeúntes, que a menudo pasan por aquí rumbo a sus trabajos o negocios, aseguran que incluso algunos de los ancianos que paran en esta plaza se ponen a consumir bebidas embriagantes a plena luz y a la vista de los policías destacados en este tradicional parque de Saltillo.

Durante un recorrido realizado por VANGUARDIA se pudo constar que incluso los visitantes de la Acuña se muestran agresivos cuando son increpados por reporteros o fotógrafos que realizan su labor periodística.

“Tómame fotos, ¿no?, pos ya nos andas tomando a todos, ¿tú tienes tu jale?, nosotras también”, soltó una de las sexoservidoras que seguido rondan por esta plaza.