Aplanadora merengue en España

Deportes
/ 23 septiembre 2021

Cada vez se nota más la mano de Ancelotti en el Real Madrid, que con su triunfo se aferra al liderato general

MADRID.- El Real Madrid exhibió fondo de armario, factor diferencial para aspirar al título de una competición tan larga como la Liga, de la que mantiene el liderato, con la contundente victoria frente al Mallorca (6-1) en la que Marco Asensio se reivindicó anotando tres goles en su primera titularidad del curso y con el francés Karim Benzema, doblete de asistencias y tantos, manteniendo su excelso nivel futbolístico.

Ayudó también un error del debutante Josep Gayá. A sus 21 años se estrenó en LaLiga Santander en todo un Santiago Bernabéu, aún en obras, y no tuvo un gran inicio. En un pase, a priori, sencillo, se le fue largo el control y resbaló al intentar enmendar el error. Benzema robó el balón, se quedó solo ante Manolo Reina y no perdonó. Siete goles en seis partidos.

El Real Madrid llegaba fácil, pero el Mallorca también. El gran debe de los madridistas en este inicio de temporada es la fragilidad atrás y los visitantes avisaron antes de aprovecharlo, pero ya con 2-0 abajo en el marcador.

Hay una ley no escrita en el futbol, la del ex, que dice que quien fue tu jugador te va a marcar. Este miércoles había tres en el campo: Asensio (ex Mallorca) y Take Kubo y Aleix Febas (ex Real Madrid, el primero aún contrato con el equipo de la capital de España); y fue el primero el que la aplicó. Y por partida triple, la tercera vez que lo logra en su carrera tras hacerlo con la selección española sub-21 el 17 de junio de 2017 contra Macedonia del norte en el Europeo de la categoría.

El primero llegó en el minuto 24, al que los visitantes reaccionaron con un tanto del surcoreano Kang-In Lee nada más poner el balón en juego, aprovechando que Militao se quedó expuesto al buscar la anticipación. Pero el segundo de Asensio solo tardó cuatro minutos en llegar. Dejada de Benzema, control orientado hacia delante de espuela y gol. Demasiado fácil.

Un 3-1 que alegró a los madridistas que acudieron al Santiago Bernabéu a las 22:00 horas de la noche un miércoles y que también disfrutaron en cada control y robo del francés Eduardo Camavinga, jugando dónde más le gusta, delante de la defensa, y demostrando que puede dar descanso al brasileño Casemiro.

Luis García Plaza intentó corregir con la entrada de Baba por Kubo, pero el Real Madrid jugó a otra velocidad. Militao se adelantó a Febas en su campo y a correr hasta que llegó el triplete de Asensio, quien condujo con facilidad en la frontal del área e hizo gala de su gran disparo, poniendo un 4-1 que acabó con cualquier esperanza del Mallorca.

Camavinga se llevó una gran ovación al ser sustituido en el m.60, Asensio recibió lo propio 11 minutos más tarde... Ancelotti siguió dando descanso a los suyos pensando ya en el partido contra el Villarreal, al que Benzema llegará más en forma todavía. Antes de marcharse al banquillo tuvo tiempo, en el m.78, de controlar con la espalda un balón largo, entre los centrales, y firmar su doblete. Ocho goles y siete asistencias en siete partidos.

Hasta Isco, quien fue titular en dos partidos consecutivos pero perdió su sitio, pudo redimirse en el m.84 con el 6-1 que cerró el partido y su sequía goleadora.