Te quedan artículos para leer en este mes. El registro es gratis.
Regístrate | Login

Aranceles, ¿qué son y por qué México los eliminó para algunos productos?

Dinero
/ 17 mayo 2022

Expertos dicen que esto facilitará la importación de algunos productos, pero el impacto podría ser mínimo

La Organización Mundial de Comercio (OMC) define a los aranceles como un importe que se paga por los productos o mercancías que se importan o exportan a las aduanas, y ayer, el gobierno federal publicó un decreto en el que se exenta o elimina el pago de arancel de importación a productos clasificados en 66 fracciones arancelarias que forman parte de la canasta básica. Esto debes saber.

El 4 de mayo pasado, el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó el Paquete Contra la Inflación y la Carestía (Pacic), que tiene como objetivo estabilizar el precio de 24 productos de la canasta básica a nivel nacional durante los próximos seis meses, y con el que adelantó que se eliminarían algunos aranceles para lograr el objetivo.

¿Qué son los aranceles?

Son derechos de aduana aplicados a las importaciones de mercancías. Los aranceles proporcionan a las mercancías producidas en el país una ventaja en materia de precios con respecto a las mercancías similares importadas, y constituyen una fuente de ingresos para los gobiernos, define la OMC.

Más para leer: Aumentar tasa no bastará para frenar inflación, señala ex secretario de Hacienda

Entre los miembros de la OMC, actualmente 164 países, existen dos clases de aranceles:

Tipos consolidados (los tipos máximos consignados en las Listas de compromisos de los Miembros)
Tipos aplicados (los tipos que los Miembros imponen en la actualidad, que pueden ser inferiores a los tipos consolidados).

De acuerdo con la firma Konfío, el propósito de los aranceles “es proteger la industria nacional del país, al obtener un ingreso gubernamental, y poder competir con las importaciones foráneas, al subir el precio de éstas, por lo que se restringe su comercialización”.

“Hay aranceles específicos establecidos por la Organización Mundial del Comercio (OMC), no obstante pueden cambiar en tratados económicos internacionales”, refiere.

Te podría interesar: Mínimas o inexistentes, las ‘rebajas’ en los 24 productos básicos del plan anti inflación

De acuerdo con lo publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), estos productos son los productos exentos de aranceles:

aceite de maíz, arroz, atún, carne de cerdo, carne de pollo, carne de res, cebolla,chile jalapeño, frijol, harina de maíz, harina de trigo, huevo, jabón de tocador,jitomate, leche, limón, maíz blanco, manzana, naranja, pan de caja, papa, pasta para sopa, sardina, sorgo, trigo y zanahoria.

Fernando Ruiz Huarte, director del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior (Comce), señaló que la mayoría de los alimentos incluidos en el decreto pagan entre 10 y 20 por ciento de aranceles, “eliminar este porcentaje es una motivación importante para atraer más productos importados”, dijo.

Sin embargo, muchos de estos productos se compran a Estados Unidos, con quien hay libre comercio. “Uno de estos casos es el arroz, que tiene un arancel de 10 ciento, pero uno de nuestros principales proveedores es Estados Unidos, para beneficiarnos tendríamos que diversificar y traer más de este alimento de otros países”, señaló.

En contraste, hay otro tipo de productos que se verán más beneficiados, ya que las importaciones provienen de otras latitudes.

“En las importaciones de atún podríamos tener una ventaja, ya que paga alrededor del 15 por ciento de aranceles”, dijo Ruiz Huarte.

En contraste, Gabriela Siller, directora de análisis económico de Grupo Financiero BASE, no considera que el decreto presidencial vaya a tener un impacto significativo, ya que los productos enlistados representan apenas el 11 por ciento en la ponderación del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INCP).

“La ponderación es muy pequeña, además, si se quita el arancel, el precio baja una sola vez, no será un efecto reiterado, además de que a nivel internacional se espera que continúe la volatilidad de precios en materias primas, particularmente en granos, lo que continuará presionando la inflación de alimentos”, dijo.

Para la especialista, la inflación para este año podría cerrar alrededor del 7 por ciento, aunque si continúan las presiones como se han visto en las primeras ocho quincenas del año, podría cerrar entre 8 y 10 por ciento, todo motivado por presiones externas.

Con información de medios

COMPARTE ESTA NOTICIA

Newsletter Vanguardia

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

Anuncio
Anuncio
Anuncio