El branding: una estrategia muy importante para el ecommerce

Dinero
/ septiembre 10, 2018 - 18:49

El branding se ha convertido en una excelente estrategia para todos los negocios, con total independencia del sector empresarial al cual pertenezcan. Por lo tanto, también es de gran importancia para las tiendas online.

Trabajar el branding es construir una marca a través de la administración estratégica conjunta de todos los activos vinculados al nombre y logotipo que la identifican, ya sea de forma directa o indirecta, lo cual influye en su valor tanto para la empresa como para los clientes.

Este proceso complejo implica llevar a cabo acciones para conseguir que el negocio sea más conocido y sus productos o servicios más deseados, así como para atraer al mayor número de consumidores posible. Por lo tanto, el branding es fundamental para aquellos comercios electrónicos que desean obtener resultados cada vez mayores.

¿Por qué es importante el branding?

En la red se pueden encontrar múltiples tiendas que venden productos similares. Sin embargo, algunas de ellas tienen más relevancia que otras, siendo muy conocidas por el público. El gran responsable de que tenga lugar esta diferenciación puede ser el branding, ya que trabajar con la gestión de la marca es esencial en el entorno digital.

Todo esto puede conllevar diversas ventajas, tales como un mayor LTV, el incremento del ROI y la reducción del CAC, además de ser una excelente manera de atraer a los seguidores de la marca. Y es que muchos consumidores deciden comprar en una determinada tienda online porque se identifican con sus valores, lo cual hace que se cree un vínculo de fidelidad.

Por lo tanto, se puede afirmar que una buena marca es el arma más poderosa que un comercio electrónico puede tener, es decir, se convertirá en su mayor ventaja competitiva. Sin embargo, el empresario debe saber cómo construir una marca fuerte para así diferenciarse de sus competidores.

Consejos a tener en cuenta para mejorar el branding de tu tienda virtual

El interesado puede solicitar ayuda a expertos en branding con el fin de desarrollar un logotipo fuerte para su marca, aunque en la red encontrará información útil sobre las herramientas disponibles para diseñarlo de manera gratuita, como la ofrecida en el blog de Oberlo, así como otros muchos artículos de su interés.

También debe integrar la marca en todos los medios de comunicación deseados, utilizando siempre la misma imagen de perfil en todos esos canales. De ese modo se asegura de que los consumidores la reconozcan.

Estrategias que pueden diferenciarte de los competidores

El empresario puede compartir su historia, es decir, contar por todo lo que ha tenido que pasar para poner en marcha su negocio. 

Y es que nada mejor como conectar emocionalmente con los consumidores para que estos recuerden más fácilmente la marca. 

Esta historia debe ser contada de forma que transmita confianza a los clientes potenciales con el fin de dejar una huella en ellos. El empresario tiene que dejar claro quién es, el motivo por el cual comenzó su negocio, qué representa, qué defiende y cuáles son sus gustos y preferencias. Las respuestas a esas preguntas le ayudarán a construir su branding, consiguiendo que su marca se posicione por encima de las demás.

Es buena idea contarles a los clientes las ideas, los sueños y los objetivos en torno a los cuales se ha conformado la empresa, de modo que los clientes comprendan la promesa de la marca. Esta debe estar asociada a proyectos cuyos objetivos se centren en el desarrollo de la sociedad, aunque el empresario también puede optar por crear los suyos propios. Aquellos consumidores que comprueben que la visión de la empresa combina con la suya, no dudarán en formar parte de tales proyectos.

Por otro lado, nunca se deben dar falsas promesas a los usuarios, ya que de lo contrario su decepción puede provocar que la marca sufra graves pérdidas. Y es que los clientes insatisfechos contarán a otras personas su mala experiencia. Para evitar que esto suceda es tan simple como no hablar de lo que no se puede cumplir.

El servicio posventa también es importante en la experiencia del cliente

El trayecto de la empresa está marcado en todo momento por la experiencia del cliente, la cual abarca desde que se ofrece el producto hasta su entrega, por lo que esta debe ser impecable. 

No obstante, muchos comercios electrónicos se olvidan de la experiencia posventa, es decir, dejan completamente de lado la relación con el cliente tras producirse la compra. Esto es un grave error, ya que cuando la marca sorprende con una experiencia posventa habrá llegado al punto correcto, especialmente si esta es personalizada.

Es preferible empezar con pequeñas personalizaciones, ya que no es necesario llevar a cabo una inversión desmesurada para comenzar a sorprender. En ocasiones es suficiente con hacer uso de la creatividad.