Te quedan artículos gratis este mes, para seguir leyendo...
Regístrate | Login

¿Qué es el impuesto mínimo global?... y cómo nos afecta

Dinero
/ 12 julio 2021

Arturo Herrera, secretario de Hacienda, dijo que la aprobación del impuesto ampliaría la base de ingresos del país

En los últimos años, los países han debatido cambios significativos en las normas fiscales internacionales que se aplican a las empresas multinacionales.
 
Las grandes empresas pagarían más impuestos en los países donde tienen clientes y un poco menos en los países donde se encuentran sus oficinas centrales, empleados y operaciones. 

Además, el acuerdo establece la adopción de un impuesto mínimo global de al menos el 15 por ciento, lo que aumentaría los impuestos a las empresas con ganancias en jurisdicciones de impuestos bajos.

De los 139 países que participaron en las negociaciones, 130 firmaron el nuevo esquema. Los holdouts incluyen Irlanda con su tasa impositiva corporativa del 12,5 por ciento y Estonia, que aplica impuestos solo sobre los beneficios distribuidos de las empresas.

Pero, ¿cómo afecta a México? Aún hay muchas interrogantes sobre cómo exactamente se implementaría el impuesto global mínimo corporativo en México.

El tema es cada vez más urgente, pues la propuesta originalmente redactada por el Grupo de los Siete (G7) está avanzando rápidamente en los principales organismos internacionales. 

Los ministros de finanzas y banqueros centrales de las 20 economías más grandes del mundo (G20) se reunieron en Venecia para, entre otras cosas, discutir precisamente la implementación de este proyecto.

En México, muchos detalles sobre el impuesto global todavía no están definidos claramente. Gabriel Yorio, el subsecretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), ha dado a conocer algunos puntos a través de su cuenta de Twitter y entrevistas con algunos medios.

Yorio apuntó que podría haber una “bolsa global” de 500 mil millones de dólares a repartirse con esta política impositiva. Si se le aplica el gravamen de entre 20% y 30% contemplado en el Pilar Uno descrito por la OCDE, serían entre 100 mil y 150 mil millones de dólares a repartir entre los países firmantes.

Dentro del mismo hilo, el subsecretario de Hacienda dijo que a México le corresponderían “cuando menos, 30 mil millones de pesos” de esta cantidad gravada. La cifra equivale a unos mil 510 millones de dólares, entre 1.5% y 1% de la cantidad que se gravaría con el proyecto.

Una pregunta más importante es qué empresas podrían estar sujetas a este impuesto global corporativo. En una entrevista radiofónica, Yorio apuntó que alrededor de 100 empresas con presencia en México podrían pagar el impuesto global contemplado por la OCDE. Sin embargo, el subsecretario no dijo qué compañías están en la mira de la SHCP.

Sin embargo, todavía quedan muchas dudas, específicamente si el estimado preliminar de recaudación adicional es preciso, qué empresas se podrían ver afectadas por el gravámen, cómo interactuará la legislación internacional con el marco legal nacional que ya existe, y qué lagunas podrían poner en riesgo la efectividad de esta propuesta.

Por su parte, Arturo Herrera, secretario de Hacienda, dijo que el Congreso mexicano debería aprobar fácilmente un acuerdo global para modificar los impuestos a las corporaciones multinacionales porque ampliaría la base de ingresos del país hasta septiembre de 2022.

“Creo que para nosotros, esto debería ir bien porque será una entrada neta de impuestos”, dijo Herrera sobre la aprobación legislativa. “Estos son impuestos relacionados con las actividades económicas que se desarrollan en el país. Pero por el momento, nuestra fundación se ha visto afectada por la transferencia de utilidades”.

Se espera que el acuerdo final sobre el impuesto mínimo global se alcance en octubre, que será un mes después de la enmienda anual de México a su ley tributaria. Herrera dijo que esto significa que el Congreso mexicano podría aprobarlo en septiembre de 2022.

La secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, dijo el domingo que los detalles finales de la redistribución de los derechos fiscales por parte de grandes empresas, como Google, Facebook y Amazon, pueden tardar más que el impuesto mínimo global en completarse, posiblemente en la primavera de 2022.

COMPARTE ESTA NOTICIA
TEMAS

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie