Notimex
México.- Tras cumplirse un año de su muerte, el cantante mexicano Valentín Elizalde, mejor conocido en el mundo musical como "El Gallo de Oro", fue inmortalizado con la develación de una estatua de más de dos metros de altura, colocada en Ciudad Obregón, Sonora.
La figura, descubierta el pasado miércoles, muestra a Elizalde con micrófono en mano, simulando una presentación, y fue recibida por música del artista y lágrimas de sus familiares, amigos y fans, quienes se dieron cita en una ceremonia realizada cerca de la medianoche.

Valentín Elizalde Valencia nació el 1 de febrero de 1981 en un pueblo del municipio de Etchojoa Jitonhueca, Sonora, y murió acribillado el 25 de noviembre de 2006 después de actuar en un palenque de Reynosa, Tamaulipas.

En su estado natal pasó sus primeros años de vida y luego se trasladó a Guadalajara, Jalisco; más tarde, vivió un tiempo en Guasave, Sinaloa, junto con su padre y hermanos.

Desde pequeño decidió seguir los pasos de su progenitor, Eduardo "El Gallo" Elizalde, quien falleció estando en el apogeo de su carrera en un accidente automovilístico sobre la llamada "Curva de la Muerte", en Villa Juárez.

Años después, en el pueblo de Bancame Nuevo, como parte del festejo de las fiestas de San Juan, actuó por primera vez ante el público y recibió su primer pago.

El intérprete de "Ebrio de amor" siguió preparándose y grabó su primer material discográfico titulado "Más allá del mar", del cual se desprende "La mariquita", corte que se hiciera popular años antes en la voz de su padre.

En 1999 publicó su segundo material "Regresan los mafiosos", que se caracterizó por contener corridos tradicionales mexicanos que evocan situaciones de la vida social, entre ellos "El teniente Lucas", "Destino cruel" y "Juan Diego Cota".

Su carrera se consolidó con "Traición federal" (2000), en el que retomó temas acerca de las actividades del narcotráfico y sus "caudillos"; esto le valió ser famoso en Sonora, Chihuahua, Sinaloa y Jalisco y parte de Estados Unidos.

En 2001, editó "17 éxitos dedicados a mi padre", un homenaje a la memoria musical de don Eduardo, en el que incluyó cortes como "Un sueño de tantos", "Esta cobardía", "Clavel en primavera" y "Corazón de piedra", entre otros.

Sus materiales posteriores fueron "En vivo" (2005), un compilado de un CD y un DVD con lo mejor de su repertorio, así como "Soy así" (2005).

Valentín poseía una fructífera trayectoria en el género de banda; en numerosas ocasiones compartió micrófono con personalidades como Alicia Villarreal, Lupillo Rivera, Los Tigres del Norte, La Banda El Recodo y Pesado.

En mayo del año pasado, seis meses antes de su muerte, el llamado "Gallo de Oro" firmó contrato con Universal Music y su álbum "Vencedor" vio la luz un par de meses después; el primer sencillo "Y se parece tanto a ti", obtuvo gran éxito a tan sólo unas semanas de darse a conocer.

En ese tiempo participó en el llamado "Reventón musical" al lado de Intocable, Marco Antonio Solís "El Buki", K-Paz de la Sierra, Patrulla 81, Los Alegres de la Sierra, Jenny Rivera, La Arrolladora Banda El Limón, La Original Banda El Limón y Lupillo Rivera, entre otros.

Con este último fungiría como colaborador de su próximo álbum, entre muchos de los proyectos y fechas que tenía pendientes para 2006 y 2007.

Sin embargo, su joven carrera se vio truncada súbitamente, ya que fue asesinado al salir de una presentación en el palenque de la Expo-Feria en Reynosa, Tamaulipas.

El intérprete, quien iba acompañado de su manager y amigo, Mario Mendoza, de su chofer, Raymundo Ballesteros, y de sus guardias de seguridad, fue acribillado por armas de grueso calibre mientras viajaba en una camioneta, ante la presencia de algunas personas que salían del lugar.

Los informes preliminares señalaron que el crimen fue cometido al filo de las 03:30 horas y que en el lugar del atentado se localizaron 67 casquillos de rifle de alto poder, al parecer un AK- 47.

Con tan solo 25 años de vida, "El Gallo de Oro" dejó inconclusa una carrera artística en pleno ascenso y un hueco considerable en el mundo de la música norteña, situación similar a la de su padre.