Acusa Donald Trump ser víctima de “cacería de brujas” tras imputación de delitos fiscales a su organización

Internacional
/ 1 julio 2021

Según documentos hechos públicos hoy, la compañía operó entre 2005 y mediados de 2021 un sistema con el que pagaba a Weisselberg y otros ejecutivos "por debajo de la mesa"

Nueva York.-El expresidente estadounidense Donald Trump calificó este jueves la imputación de la Organización Trump y su director financiero, Allen Weisselberg, por delitos fiscales de "caza de brujas política" del Partido Demócrata.

"La caza de brujas política de los demócratas de izquierda radical, con Nueva York ahora asumiendo la tarea, continúa. ¡Está dividiendo a nuestro país como nunca antes!", escribió Trump en un breve comunicado.

Este jueves, la Organización Trump y su director financiero se declararon no culpables ante la acusación presentada en su contra por fiscales neoyorquinos por supuestos delitos fiscales, que incluyen hurto mayor, fraude, conspiración y falsificación de documentos como parte de una supuesta trama de más de 15 años para evadir impuestos.

SE DECLARAN NO CULPABLES

La Organización Trump y su director financiero, Allen Weisselberg, se declararon este jueves no culpables ante la acusación presentada en su contra por fiscales neoyorquinos por supuestos delitos fiscales.

Weisselberg y representantes de la compañía comparecieron en un juzgado de Manhattan un día después de que un gran jurado los imputara en el marco de la investigación abierta en torno a los negocios del expresidente de Estados Unidos Donald Trump.

La caza de brujas política de los demócratas de izquierda radical, con Nueva York ahora asumiendo la tarea, continúa. ¡Está dividiendo a nuestro país como nunca antes!".

La Fiscalía acusa al ejecutivo y a la empresa de varios cargos criminales que incluyen hurto mayor, fraude, conspiración y falsificación de documentos por una supuesta trama de 15 años para evadir impuestos.

Según documentos hechos públicos hoy, la compañía operó entre 2005 y mediados de 2021 un sistema con el que pagaba a Weisselberg y otros ejecutivos "por debajo de la mesa", dándoles una parte importante de sus compensaciones de forma que se pudiese limitar el pago de impuestos, tanto por parte de los individuos como de la empresa.

Entre otras cosas, denuncian que Weisselberg -que hoy llegó esposado y custodiado por agentes a la vista en la que se dieron a conocer los cargos- evadió impuestos en unos ingresos de unos 1,7 millones de dólares como parte de una trama organizada por altos cargos de la Organización Trump.

Tras la vista, Weisselberg quedó en libertad, aunque se le ordenó entregar su pasaporte para evitar una fuga al extranjero.

Las acusaciones desveladas este jueves son las primeras en el marco de las investigaciones sobre los negocios del expresidente estadounidense que los fiscales neoyorquinos tienen en curso desde hace unos tres años.