Coronavirus: Por infidelidad todo un pueblo de Argentina queda aislado ante posible contagio de COVID-19

Internacional
/ 18 marzo 2020

Un posible caso de contagio de coronavirus puso en cuarentena a todo un pueblo en Argentina, los habitantes esperan los resultados de los análisis

Una relación extramatrimonial en Argentina provocó que todo un pueblo fuera aislado por temor a un brote masivo de coronavirus COVID-19.

Selva es una localidad en Argentina con 2 mil 500 habitantes ubicada a 310 kilómetros de Santiago del Estero, que se encuentra actualmente en cuarentena para evitar un posible brote de coronaviris.

Y es que el encuentro amoroso que uno de sus habitantes sostuvo con una mujer que habría viajado recientemente a España y que presentó síntomas del virus, alertó a las autoridades sanitarias locales.

Hace más de una semana la mujer regresó a su domicilio en Córdoba y llamó a un joven de 27 años de edad que reside en Selva, al que conocía desde su adolescencia y lo invitó a reencontrarse con ella.

El hombre viajó de su pueblo a Córdoba donde su conocida le contó detalles de su viaje e incluso le confesó que tenía síntomas de COVID-19. Sin embargo, esto no fue impedimento para que intimidaran.

Asimismo, el joven regresó a su pueblo el 13 de marzo y junto a una veintena de amigos participó en un asado donde dio detalles del encuentro que tuvo con su vieja conocida y mencionó que podía estar infectada de coronavirus.

Los amigos del hombre, sorprendidos por lo que habían escuchado, informaron a las autoridades del pueblo, lo que provocó una movilización de personal del Ministerio de Salud y la Policía.

De acuerdo a Clarín, la mujer fue posteriormente identificada y obligada a aislarse, así como su marido, ante la presunción de contagio.

Lo mismo ocurrió con el joven amante de Selva, donde además los asistentes al asado y sus familias fueron puestos en cuarentena hasta que reciban los resultados de los análisis.

“Como una medida extrema de prevención, acabamos de declarar en cuarentena toda la localidad de Selva, la que ha quedado cerrada al ingreso y egreso de personas y vedada cualquier tipo de actividad con permanencia en los hogares de sus habitantes”, informó el gobernador Gerardo Zamora.

Actualmente nadie entra ni sale de Selva, y salvo la farmacia y un pequeño súper, el resto de los comercios están cerrados.