Keiko Fujimori dará indulto a su padre si llega a ser presidenta de Perú

Internacional
/ 18 enero 2021

La lideresa de Fuerza Popular reconoció que existió “un distanciamiento político” con el expresidente Alberto Fujimori, pero que ahora están “trabajando juntos”

La líder del partido fujimorista Fuerza Popular, Keiko Fujimori, anunció "abiertamente" que, si es elegida presidenta de Perú en las próximas elecciones generales, indultará a su padre, el expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), que cumple una condena de 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad.

La candidata presidencial aseguró en una entrevista con ‘Cuarto Poder’ que en su oportunidad estuvo en contra de una medida de esta naturaleza a favor de su padre, pero que ahora está “abiertamente a favor” y reveló que incluso de no ganar los comicios le pediría al nuevo presidente que lo indulte.

"Después de lo que nos ha tocado vivir, yo estoy a favor de un indulto y prefiero decirlo así, abiertamente, como también lo dije abiertamente cuando estuve en contra apostando por la vía legal y constitucional", afirmó Fujimori en una entrevista difundida este domingo por el programa dominical Cuarto Poder.

Como se recuerda, Alberto Fujimori recibió un indulto humanitario el 24 de diciembre del 2017 por parte del entonces presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK). No obstante, el 3 de octubre del 2018 este fue anulado por la Corte Suprema del Poder Judicial.

En el fallo del magistrado supremo Hugo Nuñez Julca se indica que el indulto era incompatible con las obligaciones internacionales que vinculan al Estado peruano, entre ellos la Convención Americana sobre Derechos Humanos (CADH), y porque no procede en delitos de lesa humanidad.

En otro momento, la también excongresista reconoció que existió “un distanciamiento político” con su padre, pero que tras pasar por la “experiencia” de la prisión preventiva, ahora están “trabajando juntos” en el marco de su tercera campaña presidencial. Explicó que se “han perdonado” y cuenta con “todo su respaldo político”.

“Mi padre y yo nos hemos perdonado porque es verdad que hubo un distanciamiento político, yo he tenido discrepancias con él en varias oportunidades, yo critiqué la presencia de [Vladimiro] Montesinos, el tema del referéndum en contra de la reelección, y me quedé en el Perú cuando él renunció desde Japón y como te digo tuvimos un distanciamiento político, pero de ninguna manera fue un distanciamiento familiar”, manifestó.

“Hoy, después de lo que me ha tocado vivir a mí y de las conversaciones que hemos tenido, las cartas públicas que intercambiamos, nos hemos acercado, nos hemos perdonado y estamos trabajando juntos. Hoy tengo la satisfacción de contar con el consejo y sobre todo el respaldo político de mi padre”, indicó.