Soldado salvó a niños durante tiroteo en El Paso

Internacional
/ 4 agosto 2019

Glendon Oakley Jr estaba de compras en una tienda de artículos deportivos dentro del Centro Comercial de Cielo Vista al momento de la balacera. “Escuché que cuatro niños murieron”, dijo, su voz entrecortada. “Desearía haber podido sacar a más niños de allí”

El Paso.- Glendon Oakley Jr. de 22 años, y especialista en logística automatizada del Ejército, asignado a la 504a Compañía de Abastecimiento Compuesto, 142vo. Batallón de Apoyo de Combate, Brigada de Sostenibilidad de la Primera División Blindada en Fort Bliss, Texas, estaba de compras en una tienda de artículos deportivos dentro del Centro Comercial de Cielo Vista en El Paso cuando un niño irrumpió en la tienda gritando sobre un gatillero en la tienda cercana  de Walmart, publicó Task & Purpose.

“El tipo en la caja registradora y yo nos miramos el uno al otro”, dijo Oakley a Task & Purpose en una entrevista por teléfono el sábado. “Es un niño pequeño... ¿vas a creerle?”

La amenaza era muy real. Al menos 20 personas murieron y docenas más resultaron heridas cuando un hombre armado abrió fuego, provocando la huida de transeúntes aterrorizados que corrieron hacia el centro comercial vecino.

Cuando Oakley salió de la tienda minutos más tarde fue cuando escuchó el sonido de disparos en el centro comercial. Inmediatamente sacó su Glock 9 mm que ocasionalmente lleva consigo en apego bajo la ley de portación de armas ocultas de Texas.

Oakley tenía apenas cuatro meses en la ciudad tras haber estado en Kuwait cuando se encontró blandiendo su Glock en el centro comercial de de Cielo Vista. Un puñado de empleados inicialmente había derribado la puerta de seguridad de metal de la tienda, pero habían decidido correr hacia las salidas del centro comercial. Oakley lo siguió, asumiendo un rol improvisado de retaguardia para el grupo.

$!Soldado salvó a niños durante tiroteo en El Paso

El grupo se topó rápidamente con un grupo de una docena de niños agrupados en una de las áreas de juego abiertas del centro comercial, gritando por sus padres. Oakley dice detener a transeúntes que huían para que ayudaran, pero ninguno se detuvo.

“Ni siquiera pensé. Simplemente agarré a tantos niños como pude y corrí cinco tiendas hasta la salida”, dijo. “Cuando llegamos allí nos topamos con un montón de policías que nos apuntaban con sus armas. No estaba enfocado en mí mismo, y no estaba enfocado en mis alrededores... solo estaba enfocado en esos niños”.

En una entrevista con la estación de televisión local KTSM afuera del centro comercial, Oakley estaba claramente asustado, y cargado de adrenalina. Y cuando se reunió con Task & Purpose el sábado, dijo que, a pesar de su entrenamiento, había “temido por mi vida”.

“Escuché que cuatro niños murieron”, dijo, su voz entrecortada. “Desearía haber podido sacar a más niños de allí”.