Tras escándalo sexual en Haití y Chad dimite número dos de Oxfam

Internacional
/ 12 febrero 2018

Lawrence, que entró en Oxfam en 2006, se convirtió en directora de programas internacionales, siendo la responsable de los equipos desplegados en decenas de países.

Como directora de programas en ese momento, me avergüenzo de que algo así pudiera ocurrir y asumo la total responsabilidad"...

La directora adjunta de la organización humanitaria británica Oxfam, Penny Lawrence, anunció hoy su dimisión, después de que la prensa del país sacara a la luz dos escándalos sexuales que vinculan a su personal con la contratación de prostitutas en misiones en Haití y Chad.

"Como directora de programas en ese momento, me avergüenzo de que algo así pudiera ocurrir y asumo la total responsabilidad", dijo en un comunicado.

Lawrence, que entró en Oxfam en 2006, se convirtió en directora de programas internacionales, siendo la responsable de los equipos desplegados en decenas de países.

Lawrence reconoció que antes de que el ex jefe de las operaciones de Oxfam en Haití se mudara a ese país, ya se le había acusado de contratar prostitutas junto con su equipo en la misión en Chad. Por ello, lamentó que la organización fallara y no actuara adecuadamente.

El escándalo estalló el pasado viernes, cuando el diario "The Times" informó del contrato de prostitutas, posiblemente algunas menores de edad, y la celebración de orgías por parte del personal de la organización durante su misión humanitaria en Haití en 2011, citando un informe interno elaborado por Oxfam.

El domingo, el semanal "The Observer" y la edición dominical de "The Guardian" sacaron a la luz un caso similar ocurrido en Chad. Antiguos empleados de la organización aseguraron a esos dos medios que supuestas prostitutas fueron reiteradamente invitadas por el equipo de Oxfam a la casa de la organización durante su misión en el país africano en 2006.

La prensa británica apuntó además que Roland van Hauwermeiren lideraba la misión de Oxfam en Chad en aquel momento. Después trabajó en Haití tras el terremoto de 2010 y se fue de la organización en 2011 tras haber admitido visitas de prostitutas a su vivienda en Haití.

El Gobierno británico amenazó el domingo con retirar las ayudas a la organización humanitaria si no toma medidas para evitar que actos así se repitan, mientras la Unión Europea puso hoy bajo lupa sus contribuciones a la misma.