China compraba a La Familia hierro robado

Nacional
/ 22 septiembre 2015

Como parte de la investigación fue detenido Ignacio López Medina, principal operador financiero de la organización, quien se encargaba de administrar las ganancias por venta de droga, plagios y extorsión

México.- La Procuraduría General de la República (PGR) investiga a empresas internacionales establecidas en México que compraron a La Familia michoacana 1.1 millones de toneladas de mineral de hierro con un valor de 42 millones de dólares.

El material se exportó a China y fue extraído ilegalmente de la zona serrana de Michoacán por esa organización criminal.

La investigación sobre este delito permitió ubicar a Ignacio Javier López Medina o Manuel Lombera Arias, Nacho López, identificado como el principal operador financiero de la citada organización criminal, quien administraba la venta de recursos naturales por órdenes de Servando Gómez Martínez, La Tuta.

El robo de mineral en la zona es una actividad que se acrecentó en los últimos años, al ser un área que controla La Familia.

Nacho López fue localizado en Michoacán por agentes de la Policía Federal, quienes lo presentaron ante la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada, misma que giró la orden ministerial contra él y tres personas más, incluida la ejecutiva de una sucursal bancaria de Lázaro Cárdenas.

El presunto operador financiero administraba los recursos obtenidos por el cártel por extorsiones, secuestros y comercialización de droga, además de la venta de minerales explotados ilegalmente en la zona serrana de Michoacán.

Este material se vendía a por lo menos tres importantes empresas internacionales establecidas en ese estado, dedicadas a la exportación de hierro con destino a China.

López Medina realizó diversos viajes a Estados Unidos, país al que ingresó con identidad falsa, para constituir empresas, las cuales financió con recursos obtenidos por la organización criminal.

El resto de los detenidos son Leonor Castañeda Farías, Silvino Téllez García y Yadira Esbeyde García Landa, esta última ejecutiva de la sucursal bancaria.

 

Inicio de la indagatoria

La indagatoria comenzó luego de que la Secretaría de Hacienda presentó una denuncia ante la Unidad Especializada en Investigación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita y de Falsificación o Alteración de Moneda, de la SIEDO, pues se detectaron movimientos irregulares en el sistema financiero.

Posteriormente logró identificar operaciones de estas personas por un monto aproximado de 90 millones de pesos, que permitió acreditar sus relaciones financieras y patrimoniales, y descubrir una red internacional de lavado de dinero.

En el último año se documentaron diversos pagos a personas físicas que, en muchos de casos, son individuos sin ninguna actividad económica declarada.

Bajo un esquema de operaciones encubiertas, desarrollado por la Policía Federal en la costa de Michoacán se logró detectar que mediante el uso de una identidad falsa Ignacio Javier López Medina abrió, bajo el nombre de Manuel Lombera, varias cuentas de banco que fueron validadas por Yadira Esbeyde García Landa, ejecutiva de cuenta premier en una institución bancaria de Lázaro Cárdenas.

En 1991 López Medina fue detenido en Estados Unidos por tráfico de heroína, por lo cual fue encarcelado y deportado a México en 1996.

Al detenido se le decomisó un rifle AK-47 o cuerno de chivo con la leyenda "La mafia no perdona", además de un arma corta, una bolsa de plástico con polvo blanco granulado con las características de la cocaína, una camioneta Hummer, equipo telefónico y documentación diversa.

La PGR indaga el grado de responsabilidad que pudieran tener las empresas internacionales en la compra del mineral, al igual que al personal de la institución bancaria donde se efectuaban las transferencias económicas.

Los detenidos permanecen en las instalaciones de la SIEDO en la Ciudad de México, y en las próximas horas se determinará su situación jurídica.