Velan a pequeña hallada sin vida en Cerro del Chiquihuite

Noticias
/ 16 septiembre 2021

Pese al riesgo, aún hay gente trabajando en la zona del derrumbe

TLALNEPANTLA, EDOMEX.- Familiares y vecinos velaron a la pequeña Mia Mayrin de tres años, en la cochera de una casa de la colonia Lázaro Cárdenas, luego de que fue encontrada sin vida bajo pesadas rocas que derribaron su casa en el Cerro del Chiquihuite.

“Amor eterno”, es la melodía que se escuchó en el último adiós de la niña que permaneció atrapada más de cuatro días en lo que fue su casa.

“Cómo quisiera que tú vivieras...”, cantaron casi en murmullo familiares y amigos quienes sollozan junto al pequeño ataúd blanco, sobre el que hay flores y un osito.

Las abuelas de la pequeña Mia Mayrin despiden a su nieta y ruegan a Dios porque también les entreguen los cuerpos de Paola y de Jorgito.

“Ya no hay esperanza”, de encontrarlos con vida, sólo queremos poder despedirlos, afirmó entre sollozos Paula la abuela materna de Mia Mayrin.

Esto mientras rescatistas continúan con las labores de búsqueda y rescate de su hermanito Jorge Dilan de cinco años y de su madre Paola de 22 años.

El cuerpo de Mia Mayrin, de tres años de edad, fue rescatado de entre las rocas del cerro del Chiquihuite que se desplomaron sobre su vivienda, confirmaron autoridades de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México.

SIGUEN

Rescatistas aún buscan a su madre Paola, de 22 años, y Jorge Dilan, de cinco, quienes quedaron atrapados en lo que fue su casa, destruida por rocas de más de 200 toneladas de taludes que se desplomaron del cerro el 10 de septiembre, en la colonia Lázaro Cárdenas segunda sección.

A las 7:30 horas de ayer ingresó a la zona cero el primer equipo de búsqueda, y ante el incremento del riesgo hoy se colocarán 70 toneladas de material para estabilizar la zona, informó el Coordinador General de Protección Civil y Gestión Integral del Riesgo de la entidad, Samuel Gutiérrez Macías.

A pesar de que en los últimos días no ha llovido, la zona baja ha absorbido mucha humedad y preocupa a los especialistas un reblandecimiento, por lo que se redujo el número de integrantes de las células de búsqueda de ocho a dos personas y un canino, agregó en conferencia de prensa ayer por la mañana.

El funcionario expresó que se mantiene la zona de alto riesgo en un radio de 200 metros, y que de las 141 familias notificadas, 78 han decidido abandonar sus hogares para acudir a los albergues instalados por el gobierno municipal o con familiares y amigos.

“Aquí no solo existe el riesgo de nuevos desprendimientos de rocas y tierra, cuando se registran precipitaciones pluviales intensas se forman en las calles verdaderos ríos, que recientemente ya provocaron la perdida de una vida”.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie