Te quedan artículos para leer en este mes. El registro es gratis.
Regístrate | Login

Buenas nuevas

Opinión
/ 14 mayo 2022
true

Noticias muy extrañas y a la vez dolorosas e indignantes solemos encontrar en internet y en las redes sociales.

Hace más de un año me topé con una noticia un poco extraña pero que nos habla de las conquistas que se han dado alrededor del mundo en pro de la igualdad de género. Resulta que en Sudáfrica, país en el que sólo a los hombres se les permite tener múltiples cónyuges, se puso sobre la mesa de discusión la iniciativa para permitir la poliandria, es decir, que se les otorgue libertad plena a las mujeres de estar casada con uno o varios hombres a la vez. Este posible cambio legal ha despertado la indignación de los más conservadores, pero yo creo que las propias mujeres se van a arrepentir de buscar la igualdad en este aspecto: imaginemos el hipotético caso de una mujer que se queja de que su marido la está volviendo loca. ¿Qué pasaría si esa mujer tuviera 5 esposos? Tendría que vivir discutiendo en cinco ocasiones a la vez porque cada uno de sus esposos no aporta lo mínimo indispensable para la manutención del hogar, o porque los cinco se olvidan de llevar leche y pan, o porque los cinco se quedan dormidos apenas la película comienza, o porque de todos no se hace ni uno, o porque...

Hace un par de semanas circuló la noticia de una masacre reportada en Fresnillo, Zacatecas. De pronto, las redes sociales se inundaron con imágenes y videos de los cuerpos de al menos nueve presuntos delincuentes que yacían sobre el asfalto de la carretera que conecta a tal población con la capital del estado. Es indignante que mientras este tipo de masacres siguen sucediendo, la insensibilidad del Presidente sigue en aumento, al grado de agradecer a las fuerzas del narcotráfico porque se portaron muy bien durante la jornada electoral (¿acaso la gratitud expresa por AMLO fue por la ayuda recibida para que Morena ganara en los estados de mayor presencia de cárteles de la droga?). Ya se vio que ni los abrazos sirvieron ni tampoco los regaños de las mamás y abuelas de los delincuentes. Lo único que queda por hacer es actuar en contra de los grupos delincuenciales y cumplir así con garantizar al pueblo de México un mínimo de seguridad pública, pero lo sucedido en Nueva Italia, Michoacán, es un insulto para el Ejército, para la población en general y sobre todo, para las víctimas colaterales del narco. Que diga el Presidente que pese a las provocaciones, los militares acertaron en huir. Pues este gobierno, tristemente tan diferente a los anteriores, también cuida a los delincuentes y a sus derechos humanos.

Otra noticia reciente causó gran estupefacción en mí, pues no sólo me indignó, sino que por el estado de iracundia en el que me vi inmerso me llevó a lanzar al viento unos cuantas mentadas que ahora no repetiré por recato y por un mínimo de pudor. Resulta que Claudia Sheinbaum, la más presidenciable de la 4T, demandó a la empresa noruega por decir en su estudio de la tragedia en la Línea 12 del metro capitalino, que tanto ella como Marcelo Ebrard son culpables por no haber dado mantenimiento a dicha línea y Ebrard, por no haber vigilado la calidad de la construcción de dicha línea. Digamos que la misma clon de AMLO, se dio un balazo en el pie, y su error seguramente la desmarcará de la carrera sucesoria.

Tan en paz que estaba todo, pues Andrés López ya había tapado todo sin necesidad de sacrificar a nadie. Otra vez lo mismo, el Presidente luchando por los derechos políticos de sus consentidos, y olvidando los derechos humanos de las y los 26 fallecidos y de sus familiares.

Sin embargo, de todas las noticias extrañas, dolorosas e indignantes que circularon en las redes sociales en semanas recientes, el flamante subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, se voló la barda afirmando que los papás que reclaman por la falta de medicinas y tratamientos para sus hijos con cáncer, en realidad buscan generar una ola de simpatía golpista. Dicho en otras palabras, el fallido zar antiCOVID culpó a los niños con cáncer y a sus papás de querer orquestar un golpe de Estado contra el presidente López Obrador. Otra vez se protegen los derechos humanos de delincuentes y se abandona a los inocentes.

Las noticias citadas anteriormente, con excepción de la lucha en pro de la poliandria en Sudáfrica, aquí entre nos evidencian la insensibilidad de nuestro presidente ante las crecientes ejecuciones por la lucha entre grupos del crimen organizado, ante la tragedia humana por el colapso en la Línea 12 del metro y ante el dolor que sienten los padres de niños con cáncer por el abandono oficial.

Antes el Presidente sólo tenía como sus villanos favoritos a Salinas de Gortari o a Felipe Calderón. Ahora su peor pesadilla somos los ciudadanos honestos, los aspiracionistas, los fifís, los niños golpistas, la clase media, los periodistas, los conservadores, los tecnócratas, en fin, todos los mexicanos que nos atrevemos a pensar distinto a él. Muy mal estamos cuando más de la mitad de los mexicanos somos considerados como enemigos del Presidente y de la “transformación”.

aquientrenosvanguardia@gmail.com

COMPARTE ESTA NOTICIA
TEMAS

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

Anuncio
Anuncio
Anuncio