Te quedan artículos para leer en este mes. El registro es gratis.
Regístrate | Login

Incumplimientos de Aguas de Saltillo con el contrato de Asistencia Técnica

Politicón
/ 9 febrero 2020

    En agosto del 2001 se firmó el Contrato de Asociación entre SIMAS Saltillo e Interagbar de México, y el 1 de octubre del mismo año entró en funciones la empresa mixta Aguas de Saltillo. Llevamos ya más de 18 años de abusos, arbitrariedades, violaciones a los derechos humanos y a las leyes, normas y reglamentos que obligan a la empresa Mixta Aguas de Saltillo a desempeñar eficientemente su compromiso con los saltillenses en la entrega y disposición del servicio de agua potable y alcantarillado. Dieciocho años en que los hemos denunciado (la Asociación de Usuarios del Agua de Saltillo, AUAS, A.C) innumerables ocasiones, a nivel local, nacional e internacional. Tanto las autoridades como los integrantes del Consejo de Administración nos han ignorado.

    En el documento “Cuestionamientos Ciudadanos a la Gestión del Sistema de Agua Semiprivatizado Aguas de Saltillo, S. A. de C.V.” disponible en internet (http://www.comda.org.mx/2017/10/), se presentan nuestros señalamientos principales a la gestión de la empresa. La actitud complaciente de las autoridades municipales ha permitido que, a lo largo de todo este tiempo, hayan actuado con total impunidad, por lo que hacen libremente lo que quieren, aun violando la normatividad correspondiente y tratar a los usuarios de manera despectiva, soberbia y prepotente, a pesar de ser dueños solamente del 45 por ciento de las acciones.

    Anuncio

    En el contrato de asociación, el socio de Interagbar de México (filial de Aguas de Barcelona, ahora Suez-España) es SIMAS Saltillo. Aunque este organismo no existe en el Ayuntamiento de Saltillo, es quien recibe anualmente el dinero de las utilidades de la empresa. Y si no existe SIMAS, ¿dónde quedó la bolita? ¿Quién nos representa? Además, el alcalde no es el presidente del Consejo de Administración.

    Paralelamente al convenio de Asociación mencionado, se firmó un Contrato de Asistencia Técnica entre la sociedad mercantil Interagbar de Mexico S.A de C.V. y Aguas de Saltillo S.A. de C.V., representada por Jesús María García García, en su carácter da gerente general. Nótese que el convenio lo firma, por la parte de la empresa saltillense, Jesús María García García, en su carácter de gerente general y empleado de los españoles y cuyo sueldo era en el 2004 mayor a 400 mil pesos, según la auditoría realizada por la Contaduría Mayor de Hacienda del Estado.

    La Asistencia Técnica consiste en expandir los servicios, determinar la vida útil de las redes de agua y de alcantarillado, así como las necesidades de rehabilitación, renovación y ampliación de la infraestructura existente, corrección de contingencias, ineficiencias operativas, prevención de fugas y desperdicios; mantenimiento de instalaciones, implantación de tecnologías de rehabilitación, reparación y sustitución de tuberías (dañadas por sarro); implementación de programas de educación sanitaria y cultura del agua y proporcionar a la empresa la tecnología de punta necesaria para cumplir con el objeto de este Contrato de manera efectiva, entre otros puntos.

    Anuncio

    Como contraprestación por la asistencia técnica, Aguas de Saltillo efectúa un pago mensual por honorarios –aprobado por el gerente español– superior a un millón de pesos, con base en los siguientes criterios: eficiencia de fugas y disponibilidad de horas promedio por usuario entre otros. A la fecha, los saltillenses hemos pagado a Interagbar de México por asistencia técnica más de 200 millones. Pero las preguntas que durante todos estos años nos hemos hecho son: si se paga una muy importante cantidad de dinero por asistencia técnica, ¿cómo es posible que se tengan tantos problemas técnicos? Por ejemplo: presión exagerada en algunas partes de la ciudad, lo que provoca rompimiento de tuberías dentro y fuera de las casas, acumulación de sarro en tuberías, al grado de existir taponamientos que obstruyen casi en su totalidad el flujo del agua; fugas en las tuberías de manera que se pierda un porcentaje de agua de 40 por ciento en promedio durante todo el tiempo de gestión de la empresa.

    Cuando fui regidor por Morena en la primera administración de Manolo Jiménez, en 2017, solicité a Agsal me informaran cuáles eran las actividades que la empresa Interagbar de México había realizado en cumplimiento con el Contrato de Asistencia Técnica, y la respuesta fue que no me podían dar esa información porque era reservada. Tuvo que intervenir el área jurídica del Ayuntamiento para pedirles que cumplieran con mi petición. La respuesta fue ¡una copia del Contrato de Asistencia Técnica!, indicando que lo que se estipulaba en él era lo que ellos hacían. Con esa respuesta le negaron a un regidor el derecho a enterarse si el socio privado de Agsal cumple o no con lo establecido en el documento. Otras preguntas son: ¿estarán enterados los integrantes del Consejo de Administración y el Alcalde del Contrato de Asistencia Técnica? ¿Para qué sirve el Consejo de Administración?

    En próximas colaboraciones, trataré de manera específica algunos de los temas mencionados en el contrato de asistencia técnica, y que la empresa no cumple, a pesar de cobrar todos los años honorarios muy generosos que les pagamos los saltillenses.

    Anuncio

    rodolfogarag630@gmail.com

    COMPARTE ESTA NOTICIA
    TEMAS
    Síguenos en

    Newsletter Vanguardia

    Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

    Anuncio
    Anuncio
    Anuncio
    Sugerencias del editor