Te quedan artículos para leer en este mes. El registro es gratis.
Regístrate | Login

Sabores de General Cepeda (primera parte)

Opinión
/ 25 enero 2022

Desde hace algunos años he visitado el municipio de General Cepeda para trabajar en algunos proyectos culturales, el último de ellos fue para grabar unos videos sobre la cocina tradicional de este lugar. A través de estos trabajos he tenido la oportunidad de establecer contacto, y desarrollar una amistad, con algunas cocineras tradicionales que enaltecen la gastronomía y la identidad cultural de dicho lugar.

Una de las primeras personas que conocí, y que me abrió las puertas de casa, fue la señora Juana María Padilla, una productora artesanal de quesos reconocida en todo el pueblo por la calidad y sabor de sus productos. Ese día Juany estaba preparando en el patio de su casa unos condoches, los cuales son una especie de gordita de maíz salada con queso de forma ovalada que se prepara en aceros; para la cocción se utilizan sartenes de acero que se calientan con brasas y sirven como una especie de horno.

En un recipiente con un secador, Juany iba poniendo los condoches que salían de los aceros y nos los ofrecía con una salsa molcajeteada, el sabor del maíz con el queso fundido (que ella misma produce) y la salsa los convertían en un verdadero manjar. Nos platicó que esta receta era típica para el día de muertos junto con el pan de acero, el cual también prepara con mucho esmero.

Sobre el pan de acero, Juany nos platicó que utiliza la receta de su abuela María de Jesús conocida como “doña Chuta”, de la cual aprendió muchas más. Su favorita, el caldo de cabra con cebolla, ajo, repollo y hierbabuena, cuenta que cuando había carne mataban una chiva, aunque en aquellos tiempos eso era considerado un lujo. De su abuela también aprendió a hacer sopa de arroz con tomate, ella sigue utilizando las recetas que aprendió y no utiliza nada de conservadores.

Uno de sus más grandes recuerdos es el de su abuela preparando pan de acero para el día de “finados”, el primero de noviembre; cuenta que cuando era niña, ella y sus primas pellizcaban el pan por la noche y amanecía incompleto el día dos, entonces su abuela les contaba que los fieles difuntos habían venido por la noche a probar las delicias que ellos habían preparado. Actualmente Juany se dedica a la venta de pan de acero, de queso y de requesón en su domicilio particular y los domingos en el mercado de la plaza principal.

Otro de los grandes descubrimientos de General Cepeda, fue la tiendita de Doña Mary Nieto, la se ha ganado el título de pastelera oficial del pueblo, gracias a su sabor y calidad. Cuando llegamos a su casa lo primero que hizo fue mostrarnos, con mucho orgullo, una estufa de leña donde pone a coser los frijoles para ella y su esposo. Nos compartió sus recuerdos de la infancia, cuando su papá era agricultor y cosechaba trigo y muchas hortalizas, el pertenecer a una familia de ocho hermanos le permitió mudarse a Parras de la Fuente y trabajar durante treinta y tres años como enfermera en el sector salud. Después de jubilarse y con sus hijos ya casados, decidió regresar a su pueblo natal y aprovechar el tiempo libre en hornear panes, pasteles y repostería.

Aunque ya tenía algo de experiencia en el horno, comenzó a tomar algunos cursos, pues considera que siempre se pueden aprender cosas nuevas. Uno de sus más gratos recuerdos es el horno de adobe que le había construido su papá a su mamá, ella recuerda aún los olores y dice que el secreto del pan es que la harina se deje reposar, para que quede suave. Su madre la enseñó a hacer pan de trigo, lo preparaban con el mismo trigo que su papá cosechaba. Cuenta que cuando su padre prendía el horno, su mamá le avisaba a toda la familia que iba a tener el horno caliente para que también vinieran a casa a hornear su propio pan.

La pastelería la aprendió con ayuda de su suegra, de ella aprendió muchas recetas e incluso ella le preparó su pastel de bodas. Una receta que guarda con mucho cariño, el bizcocho de naranja. En su negocio pueden encontrar empanadas de cajeta, de nuez con piloncillo, pan de acero y muchas otras delicias, también se pueden pedir pasteles bajo pedido. En cuanto la pandemia lo permita, visite General Cepeda, disfrute estas delicias y conozca sus cocineras tradicionales.

Recibo con gusto sus comentarios en jasc114@hotmail.com. Nos leemos el próximo martes.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

Anuncio
Anuncio
Anuncio