Said González se incorpora a la compañía del English National Ballet

Artes
/ 28 julio 2021

El joven saltillense continuará su carrera en Reino Unido, ahora como parte de la importante compañía de danza en dos de sus producciones

Con un lugar en la English National Ballet, así se graduó hace una semana el bailarín saltillense en Reino Unido, tras conocer la noticia de que formará parte de las próximas producciones de la compañía, el clásico Cascanueces de Tchaikovsky y una nueva versión de Raymunda, basada en la coreografía de Marius Petipa.

El joven de 20 años, que llegó a Reino Unido en 2019 para continuar sus estudios profesionales en la escuela londinense, platicó en entrevista con VANGUARDIA sobre este logro, mismo que se inscribe en la pandemia, tiempo que ha significado un gran reto para los artistas en general.

“No es muy común que hagan audiciones, es una compañía grande y generalmente las audiciones no son regulares”, señaló el bailarín, “el proceso para ingresar a la compañía fue primero una selección virtual, que constaba en enviar videos tuyos de variaciones clásicas, después llenamos un formulario y después de ahí seleccionaban a ciertas personas. Esa convocatoria era abierta, entonces llegaron personas de todas partes. En la audición presencial fui a la sede de la compañía y después de la primera etapa, que fue una clase de ballet, pasamos a otra sección que era realizar un fragmento de un ballet de Julian Forsyth”.

Su participación con la compañía, donde compartirá créditos con el tapatío Isaac Hernández —cuya gestión hizo posible la beca en el 2018 que llevó a Said a Inglaterra— , será en las próximas funciones de El Casacanueces y Raymunda.

“Estoy super feliz porque el Cascanueces ha sido una obra que desde chiquito he bailado, en Saltillo, he crecido con esa obra y ahora poderla interpretar con una compañía a este nivel es como muy emocionante para mí, el poder ver otro tipo de producciones a nivel profesional, a nivel tan grande y es como algo que me hace muy feliz, porque es una obra que me gusta mucho y aunque la vea año con año me emociona mucho”, comentó el joven.

“Y la producción de Raymunda es una versión dirigida por Tamara Rojo, sobre la de Marius Petipa. Es algo nuevo para mí y es emocionante ver directamente una producción de la directora de la compañía y va a ser muy interesante trabajar en esta versión y ver cómo adapta el ballet de una nueva forma”, agregó.

$!Said González se incorpora a la compañía del English National Ballet

Ballet en pandemia

La cuarentena que ha aislado al mundo debido al COVID-19 ha afectado en gran medida a los artistas de todas las disciplinas, pero a los de las artes escénicas en mayor medida. No solo por el cierre de espacios para sus presentaciones, sino también porque a los estudiantes les impide el correcto ejercicio de sus clases.

No obstante, han logrado adaptarse, aunque para ello han tenido que sacrificar ciertos aspectos de su rutina diaria.

“Estando en Londres, después de regresar de la cuarentena en México, volvimos al encierro porque incrementaron los casos en diciembre, regresamos en enero, y fue difícil porque ya estábamos acostumbrándonos a la escuela y de nuevo nos ponen en clases por Zoom”, recordó González, quien mencionó que, por parte de la compañía, están tomando medidas en lo que respecta a la vuelta a los escenarios.

“Por ahora estaré entrenando para ingresar a la compañía. No sé cuándo regreso a México, porque estoy en el trámite de una visa, pero cuando lo haga me gustaría tal vez alguna clase magistral, o un curso para poder compartir con más gente de por allá”, agregó sobre sus proyectos a futuro.

El crecimiento de las raíces

Said González se inició en la danza a los 7 años de la mano de Maribel Lugo y Rodolfo Moreno, quienes a través de proyecto, Danza Profesional de Coahuila, han creado un espacio de enseñanza de esta disciplina para formar de manera integral a los nuevos talentos de la región.

Ahora, esta misma escuela amplió su alcance con la creación de tres filiales, una en Durango, otra en Torreón y otra en Brownsville-Matamoros, con las que gestionarán intercambios, cursos y hasta recursos y oportunidades para apoyar a sus alumnos.

Ante esta noticia, González celebró el crecimiento de la escuela donde comenzó su carrera y consideró que “si todos se apoyan es más fácil que una persona que quiera bailar en el extranjero tenga el apoyo de su escuela y de otras y que todos se apoyen entre sí para crear un mejor ambiente de la danza en todos esos lugares”.

“Maribel y Rodolfo han hecho un trabajo increíble, también con el concurso que recientemente lanzaron. Que estén trabajando en todo el país me parece excelente y quiero felicitarlos y estoy orgulloso de que sean mis maestros y que padre que siga creciendo la danza y que ellos la estén impulsando de una manera tan grande y tan maravillosa”, concluyó el bailarín.