Maggie Gyllenhaal, empodera a las mujeres en el Festival de Cannes 2021

Show
/ 16 julio 2021

Hija del director Stephen Gyllenhaal y la escritora Naomi Foner, además de la hermana de Jake Gyllenhaal, 'Maggie' Ruth Gyllenhaal nació el 16 de Noviembre de 1977 en Nueva York, pensando que se llamaba Margaret. Se ha convertido en un ícono del cine, y ahora lidera el grupo de mujeres juezas en el festival de cine más importante de Francia, ¿a quién premiará la actriz?

Solamente en el año 2018, el jurado del Festival de Cannes había tenido mayoría femenina por haber contado con Cate Blanchett como Presidente del Jurado para marcar la diferencia entre la usual selección de cuatro mujeres y cuatro hombres. Pero esta vez fue diferente. Y con Spike Lee como presidente, este año eligieron a cinco mujeres para votar por el prestigioso premio Palm D’Or, quebrando la histórica diferencia de género, para agregar también una mayoría francesa con las actrices Mélanie Laurent, y Mati Diop, además de la cantante Mylene Farmer, la directora austriaca Jessica Hausner y el único agregado de Hollywood representado por Maggie Gyllenhaal.

-¿Dudaste en algún momento en aceptar el rol como miembro del jurado del Festival de Cannes?-

“¿Cómo podía negarme a semejante honor? Además, no veía la hora de ver cine, después de estar encerrada tanto tiempo”.

-¿Cómo reaccionaste cuando te llamaron para formar parte del jurado del Festival de Cannes?-

“Hace casi dos años que no voy al cine. Quince meses para ser exactos. Y justo estaba terminando la edición de mi propia producción de cine, cuando me llamaron de Cannes. Recién había reservado un hotel para ir a la playa con mi esposo porque había estado trabajando tan duro. Y me llegó un email justo el día que llegamos a la playa. El resto de las vacaciones, aunque fueron apenas tres días de playa, los robó por completo la fantasía de estar en Cannes, viendo el cine que se estrena este año. Me puso muy contenta el honor de haber sido invitada”.

-¿Qué esperabas de Spike Lee, como presidente del jurado?-

“¿Qué esperaba? No tenía ninguna expectativa en ese sentido, más allá de la curiosidad de verlo, aunque también ya lo conocía un poco”.

$!Maggie Gyllenhaal, empodera a las mujeres en el Festival de Cannes 2021

-¿Qué factores tienen en cuenta a la hora de juzgar una producción de cine determinada?-

“Como miembro del jurado, en vez de mirar solo lo que me gusta, me interesa ver lo que la otra persona trató de hacer, y si es que lo logró... o no. Yo tengo un gusto muy particular. Me gusta lo que me gusta, pero también soy muy curiosa en meterme adentro de la mente de un director de cine para ver lo que trató de hacer”. 

-¿Te das cuenta del momento histórico al formar parte del primer jurado del Festival de Cannes con cinco mujeres?-

“Sí, pero también hay que agregar que seleccionaron para la competencia muchas más mujeres que están dirigiendo cine. Y en cierta forma, es un buen espejo de la sociedad que está preparada para cierto cambio que antes a lo mejor no hubiera sido bien recibido. Hay temas que llevan su tiempo para cambiar nuestra forma de pensar. En Vienna, dicen que en los años 50 había una mujer, la primera mujer en conducir un autobús. Nunca antes una mujer había ocupado ese puesto. Y muchos se bajaban porque tenían miedo de que la mujer no fuera a conducir bien. Y hoy, 70 años después, todavía hay ciertos miedos parecidos en la mente de la gente. Yo solo espero que podamos tirar a la basura todos esos preconceptos”.

-¿Puede llegar cambiar el estilo de cine, si aquellos que toman decisiones son mayoría femenina?-

“Sería un cambio importante. Supongo que las mujeres se están prestando hoy mucha más atención a ellas, incluso dentro de una cultura masculina donde hacemos un estilo de cine diferente. Contamos historias de una forma diferente. Muchas producciones de cine hechas por mujeres tampoco tienen demasiados roles femeninos, hasta hace un tiempo. Y ciertos roles femeninos cuando están dirigidos por un hombre tienen cierta expresión masculina. Me acuerdo por ejemplo cuando vi ‘The Piano’, creo que debe haber sido la excepción a la regla. Porque me sentí inspirada. Por otro lado, supongo que la mayoría de las mujeres también tienen una forma diferente de ver el cine. Definitivamente (las mujeres) hacemos un estilo de cine diferente, escribimos novelas diferentes, componemos canciones distintas. Y estoy muy curiosa por ver lo que puede llegar a pasar con esta nueva fórmula”.

-¿El mundo del cine puede generar algún cambio en la sociedad?-

“El cine muchas veces toca temas políticos sin que sea de una forma correcta, sin cruzar ninguna línea, más allá de lo emocional. Pero también pienso que sin quererlo, si le prestamos atención a nuestra propia mente y a nuestros corazones, el cine se vuelve político a menos que te cierres por completo. Y es así como terminamos tocando temas políticos, manteniendo la verdad de experimentar el mundo desde el punto de vista de un personaje”.

 

Hija del director Stephen Gyllenhaal y la escritora Naomi Foner, además de la hermana de Jake Gyllenhaal, "Maggie" Ruth Gyllenhaal nació el 16 de noviembre de 1977 en Nueva York, pensando que se llamaba Margaret. Recién en el año 2013, se enteró que su verdadero nombre era Margalit cuando tuvo que buscar el certificado de nacimiento para adoptar el apellido del esposo Peter Sarsgaard (el mejor amigo de Jake). Prefiriendo el cine independiente por encima de las superproducciones, se destacó como la protagonista de “Secretary” al recibir incluso una nominación al premio Golden Globe. En un principio la habían considerado para el rol de Joyce Lakeland en “The Killer Inside Me” (2010) antes que Jessica Alba. Y reemplazó a Katie Holmes en “The Dark Knight”, seis meses después de haber tenido a su hija Ramona. En un familia muy familiar con el Oscar, la madre Naomi Foner había sido nominada en la categoría Mejor Guión por “Running on Empty”, el hermano Jake estuvo nominado después en el 2006 por “Brokeback Mountain” y Maggie también  consiguió su propia  nominación como Mejor Actriz Secundaria por “Crazy Heart” el mismo año 2010, que compitió Penelope Cruz por “Nine” y terminó ganando la menos conocida Mo'Nique Award por “Precious”. Claro que en el Festival de Cannes es muy diferente, porque ella es una de las responsables de elegir a los ganadores de la Palma de Oro, como miembro del jurado femenino.

-¿Al momento de elegir un nuevo rol femenino, como actriz, tratas de imponer un buen ejemplo como mujer?-

“Yo siento que muchas veces los personajes me hablan. Y los roles que me gustan no siempre tienen la fantasía de la perfección ni se parecen a nadie que a mí me gustaría ser, como pasó con el rol de Nessa Stein en ‘The Honourable Woman’. Yo no vivo a ese nivel de inteligencia, ni gracia, ni poderío, aunque se la vea muy confusa, débil y quebrada a veces. Eso es lo que busco en cada personaje. Mis trabajos no tienen nada que ver conmigo y siempre interpreto personajes que son muy distintas a mí, pero nunca dejo de brindarles todo mi corazón y mi alma”.

-¿La ruta del cine independiente del estilo de Cannes también fue siempre tu preferencia por encima de las superproducciones?-

“Es que los grandes estudios suelen estrenar solo tres producciones de cine buenas y las otras son tonterías. El buen cine siempre estuvo en el cine independiente, con directores realmente interesantes. Yo quería tener ese estilo de acceso”.

-¿Y a la hora de aceptar un nuevo rol, qué juzgas?-

“Yo siempre juzgo si el rol representa una oportunidad de aprender algo que me empuje a mí misma, de alguna manera, porque si no, sería todo muy aburrido”.

-¿Qué tan buena eres a la hora de juzgar tu propio trabajo?-

“Es muy difícil... Supongo que aprendí a tomar mejores decisiones, pero siempre estoy orgullosa de mis trabajos, porque los elegí yo. Y solo yo sé lo que me atrajo de cada una de mis actuaciones”.