Este calcetín de $1900 pesos de Puma es la última moda en productos dirigidos a videojugadores

Videojuegos
/ 27 diciembre 2019

La ropa y calzado para esports se está volviendo cada vez más común

Este fue el año en que las empresas de marcas deportivas ingresaron a los hoy famosos esports. Marcas que durante mucho tiempo han sido sinónimo de los mejores atletas se están moviendo hacia la próxima generación de competencias. Nike y su famoso logotipo “swoosh” fueron parte clave en los “cofres" de los campeones mundiales de "League of Legends", Adidas firmó un acuerdo con el jugador de Fortnite Tyler "Ninja" Blevins, y Puma está trabajando con Cloud9, una organización líder de deportes electrónicos.   Si bien cada una de estas empresas adoptó un enfoque diferente en este nuevo espacio, todas vieron claramente una oportunidad en el mercado de esports que está emergiendo rápidamente. Ahora, estamos comenzando a ver los primeros productos que salen de estas nuevas marcas.   Adidas introdujo los tennis "Time In" con el logotipo de Ninja, mientras que Puma lanzó un nuevo zapato llamado Active Gamer Footwear. El primero es un producto streetwear, mientras que el segundo se centra en fortalecer el rendimiento de los jugadores.

No te ría... de acuerdo, puedes reírte un poco, la comunidad de jugadores ciertamente lo esta haciendo. Ya que conectarse con los jugadores será un desafío para muchas de estas compañías, y este anuncio lo demuestra. Presumir la potencia de una PC o un control más avanzado son temas bien aceptados en esta audiencia, pero desarrollar y vender los aspectos de rendimiento de la ropa nunca ha parecido resonar entre los entusiastas de los deportes electrónicos.   "A medida que las empresas de ropa comprendan mejor el espacio de los deportes electrónicos, veremos más productos que se alinean con lo que los jugadores están buscando", dijo Brad Sive, director financiero de Blitz, una app de coaching, y Team SoloMid, una empresa que es líder en el sector de los esports. "Va a tomar algo de prueba y error. Los modelos que trabajan en el espacio deportivo tradicional no siempre se pueden traducir directamente a los videojuegos, pero hemos visto que hay muchas oportunidades en este mercado para productos de ropa o indumentaria. Solo tomará su buen tiempo e investigación”.   Una de las diferencias críticas entre los juegos y los deportes electrónicos es que el jugador promedio no estará en situaciones similares a los profesionales de los deportes electrónicos. Una zapatilla de baloncesto tiene la misma utilidad, ya sea que el juego se juegue en un gimnasio abierto las 24 horas o en el Staples Center.   Sin embargo, el calzado Active Gamer de Puma se diseñó teniendo en cuenta las necesidades únicas de los esports pro.   "Una de las cosas más sorprendentes que aprendimos al hablar con los atletas de deportes electrónicos es que muchos de ellos se quitan los zapatos cuando compiten", explicó Adam Petrick, director global de marca y marketing de Puma. “A algunos jugadores les gusta sentarse con las piernas cruzadas en sus asientos, a otros les resulta que sus pies se calientan demasiado en el escenario, y algunos jugadores practican en sus calcetines y simplemente prefieren competir de esa manera también. Al desarrollar el calzado Active Gaming, nos dimos cuenta de que era importante desarrollar un producto que proporcionara comodidad y flexibilidad similares a los calcetines, al tiempo que proporcionaba la estructura suficiente para usar en esos momentos entre partidos".   Entonces, si bien la comunidad de jugadores promedio no necesariamente ve la utilidad de este producto, este producto ha sido el resultado de una investigación realizada con profesionales de los deportes electrónicos.   Otra comunidad que parecía feliz con este producto eran las personas que jugaban títulos de realidad virtual / aumentada. Estos juegos se están volviendo cada vez más comunes, y un producto que ayuda a agarrar un piso de madera mientras está inmerso en un mundo separado es algo que comprarán con gusto. Dado el costo de tener un juego con una configuración de realidad virtual, los 100 dólares (1900 pesos)  por una mejora en la experiencia de usarlo parece ser una ganga.   Si bien el jugador promedio podría no comprar un calcetín de alto rendimiento, algunos jugadores especializados mantendrán este producto a flote. A medida que las empresas de indumentaria adquieren más y más experiencia en los deportes electrónicos, podríamos ver productos que los jugadores están felices de comenzar a pagar.