Buenos hábitos de alimentación para este verano

Bienestar
/ julio 12, 2019 - 10:25

Las vacaciones y el incremento de temperatura veraniego hacen que cometamos algunos excesos que puedan causar perjuicio en nuestra salud. Por ello, desde la SEEN (siglas de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición) se nos aconseja seguir estos hábitos de alimentación.

Empieza a cuidarte desde ya mismo.

Hábitos para cuidar la alimentación en este verano Toma tés e infusiones Los tés e infusiones para el verano son un tipo de bebida sana que te permitirá estar hidratado y fresquito al mismo tiempo. Estamos acostumbrados a tomarlos caliente, pero también los podemos tomar fríos, siendo un buen remedio para combatir las altas temperaturas.

Por ejemplo, podemos consumir el té verde en frío. Además de ser una bebida muy rica, también tiene propiedades muy interesantes para la salud: es antioxidante, diurética y relajante.

Una estupenda manera de conseguir un ratito de paz en el verano.

Dieta Mediterránea Solemos portarnos bien el resto del año, pero parece que es en verano cuando más se nos olvida seguir la Dieta Mediterránea. Ya sabes lo que esto comprende: consumir aceite de oliva, pan, alimentos procedentes de cereales, moderar el consumo de carnes rojas y procesadas, añadir pescados y huevos.

Consumir verduras y frutas es muy importante. Son grupos de alimentos que tienen propiedades únicas; además de ser muy bajas en calorías, también tienen una alta proporción de agua, vitaminas del complejo B, vitamina A, E y K, minerales como el potasio y el magnesio, entre otros elementos clave para cuidar nuestra salud.

Hidrátate de manera adecuada Incrementa la ingesta de agua. Los expertos recomiendan tomar unos 2L de agua al día, aunque esta cantidad será más o menos variable en base a nuestras necesidades -> Por ejemplo, si haces deporte en verano, es probable que esta cantidad se te quede algo corta.

Acaba con las bebidas calóricas Las bebidas calóricas son el principal enemigo de nuestro peso. Cómo su propio nombre indica, son bebidas que aportan un exceso de calorías. En este grupo encontramos los refrescos con azúcar, las bebidas alcohólicas sin alcohol, etc.

Lo más sano siempre va a ser beber agua… pero si queremos algo más, siempre podemos apostar por las bebidas sin azúcar o light.

Reducir el consumo de carne roja Los estudios han demostrado que el consumo de carne roja en exceso puede repercutir de manera negativa en nuestra salud. En lugar de ello, es más interesante incrementar el consumo de carne a la semana, en torno a las 5-6 raciones (de las mismas, por lo menos 3 deberían ser de pescado azul).

Haz recetas sencillas Con este calor no solo no tenemos mucho tiempo para cocinar, si no que tampoco tenemos muchas ganas. Al mismo tiempo, si no queremos incrementar el aporte calórico de la alimentación en verano, la forma de preparar los platos debe ser sencilla. Por ejemplo, el hecho de preparar las verduras crudas no te llevará mucho tiempo, y es una buena manera de aprovechar todas las vitaminas y los minerales.

Sigue estos hábitos y tu salud estará en perfectas condiciones en verano.