Los beneficios del séptimo arte

Deberíamos aprovechar todos los recursos que nos ofrecen este tipo de plataformas para acercarnos a poder disfrutar plenamente del séptimo arte.

Bienestar
/ abril 25, 2019 - 13:06

A todos nos gusta disfrutar, sobretodo durante los fines de semana de lluvia, de los momentos idílicos para hacer el plan de sofá más peli. Por mucho que nos cueste de asimilar el cine no sólo es mero entretenimiento, de hecho nos otorga muchos beneficios más que sólo pasar un buen rato. Recientes estudios determinaron que cuando nos encontramos observando un film nuestro cerebro trabaja para descifrar el significado de las escenas y la narrativa lineal que podemos percibir de una película. Por eso, gracias a este arte visual podemos desarrollar también conocimientos a través de nuestra visualización.

 

¿Dónde podemos ver cine de calidad?

 

Una de las tradiciones preferidas de la mayoría de gente es el plan de ir al cine. Aunque todavía hay muchos usuarios de las típicas salas con su ración de palomitas añadida, las cosas están evolucionando. Actualmente disponemos de muchas páginas web como Somosmovies que nos ofrecen en su web un gran catálogo de películas online que se adaptan a todos nuestros gustos y preferencias audiovisuales. Gracias a todas estas plataformas podemos llegar a disfrutar de películas online de gran calidad de una forma muy asequible, además que no encontraremos ni publicidad ni los típicos botones falsos a los que tan acostumbrados estamos a encontrar navegando por estos portales.

Deberíamos aprovechar todos los recursos que nos ofrecen este tipo de plataformas para acercarnos a poder disfrutar plenamente del séptimo arte. Tener a nuestro alcance todos los films del mercado gracias a la red nos acerca cada vez más a poder gozar de una mejor experiencia cinematográfica.

¿Por qué deberíamos ver películas?

El cine ha dejado una marca muy visible en todos sus fans y espectadores. Todos tenemos nuestra película predilecta y tenemos en mente aquellos films que nos han dejado una huella en nuestros corazones. Pero más allá de nuestras preferencias, el cine tiene algunos beneficios extra a parte del entretenimiento que nos pueda generar.

Al finalizar una semana dura de trabajo con todas las consecuencias que lleva el hecho de realizar una rutina que nos puede generar un cierto tipo de estrés, parar para visualizar nuestra película favorita o experimentar una nueva experiencia cinematográfica puede ser maravilloso. Tener este momento de paz y relax como un ritual que hacer durante nuestros fines de semana debería ser una obligación bien merecida por todos. Estas situaciones son la mejor excusa para dedicar un tiempo a tranquilizarnos y estar con nuestros seres queridos. Todo ello causará una liberación completamente necesaria de todo el estrés acumulado durante las intensas jornadas laborales.

Por otra parte, a través del cine podemos llegar a sentir que estimulamos mucho nuestros sentidos. Según un estudio de Harvard, ver las obras cinematográficas se reflejaba directamente en nuestro cerebro estimulando concretamente las zonas de visión y audición. Con ello se percibía que a través de este arte se podía acabar estimulando los sentidos, hecho que permitía que se desarrollaran de una forma muy favorable en todos los espectadores.

Otro de los datos curiosos que se reflejan en los estudios sobre el mundo del cine, son los datos que se percibieron a través de un estudio realizado por la universidad de Finlandia. A través de sus análisis acabaron demostrando que el público que iba acompañado a ver una película experimentaba una sincronización con sus cerebros. Es decir, internamente los espectadores de un mismo film acaban realizando las mismas interacciones con los estímulos visuales, de detección de movimiento, de coordinación motora y de las funciones cognitivas. Todo un fenómeno comunitario sensorial.

Es bien conocido, por otro lado, que los directores juegan con diferentes técnicas cinematográficas para acabar influyendo en las percepciones de los diversos espectadores. Para ello, utilizan escenas quizás más excitantes para jugar después con la narrativa de la historia y captar así el interés. Es por eso que el cine acaba influyendo en el estado consciente de las personas, creando así una capacidad de atención entre sus amantes.

En el lado negativo de este arte, algunos estudios también han demostrado que el cine puede estimular el recuerdo de malos momentos. Esta experiencia puede hacernos rememorar traumas y darlos a flote para poderlos afrontar en la actualidad. Pero aún así, esta experiencia sigue siendo algo que merece mucho la pena. Poder experimentar muchos escenarios y ponernos en la piel de muchas vidas es una forma de desarrollar nuestra imaginación y de evadirnos que nos puede otorgar los ánimos y la energía para afrontar nuestro día a día. Además siempre nos quedará el recuerdo de una buena película junto a nuestros más amados seres queridos.