México, nuevo líder en injerto capilar

Vida
/ 25 octubre 2019

    México se presenta como una de las mejores opciones cuando se piensa en un trasplante de barba o capilar. La técnica FUE ha evolucionado mucho en los últimos años, mejorando al máximo la calidad y consiguiendo resultados únicos frente a otras tantas técnicas, que han quedado obsoletas por sus largos tiempos de recuperación, por sus altos precios, y por no ofrecer un resultado completamente natural, tal y como el cliente va buscando.

    El trasplante capilar se ha convertido en una intervención quirúrgica muy demandada por hombres a lo largo de todo el mundo, con el objetivo de lucir un aspecto mucho más joven, además de para solucionar problemas de autoestima.

    A la hora de someterse a una intervención de injerto de barba o de cabello, es importante contar con la experiencia de una clínica profesional, además de un cirujano con habilidad, buen trato y una consolidada reputación, como es el caso del Dr. Enrique Orozco.

    El Dr. Orozco es el segundo mexicano que ha obtenido la certificación del American Board of Hair Restoration Surgery (ABHRS)  y el único que actualmente está viviendo en el país. El hecho es relevante, pues la ABHRS es el organismo certificador más importante a nivel internacional que evalúa no solo conocimientos teóricos, sino también los resultados obtenidos por el médico bajo el más alto estándar de calidad.

    “El éxito del trasplante depende en gran medida de la comunicación médico-paciente” - Comenta el Dr. Enrique Orozco, quien es además CEO y cirujano principal en Clínica DrEO.   

    ¿Qué podemos esperar de un implante de barba o capilar?

    Esta es una de las dudas principales que nos vendrán a la mente desde el momento en que nos pase por la cabeza someternos a este tipo de intervención.

    El objetivo es conseguir un resultado completamente natural, que no se note que se ha realizado el trasplante. En Clínica DrEO se nos garantiza que esto es posible, de tal forma que el paciente puede peinar, recortar o rasurar su cabello a voluntad; con la técnica FUE al finalizar el proceso, la piel mantendrá una textura y apariencia completamente normal. Los resultados son permanentes y se adaptarán a lo que el paciente busca en estas intervenciones.

    Todo esto será cierto, siempre y cuando se haga todo de la forma correcta. Se debe saber que el trasplante capilar es una intervención y un proceso que necesita tiempo y requiere mucha paciencia.

    Después de la intervención, el resultado comenzará a ser visible a partir de los 4 meses aproximadamente. El cabello crecerá poco a poco y  será hasta que lleguemos al año en dónde se verán los resultados definitivos.

    ¿Quieres saber cuánto cuesta un injerto de cabello? Durante muchos años este procedimiento estaba reservado a actores, políticos o empresarios que podían sin problema costear una intervención de este tipo y si bien en Clínica DrEO varios famosos han realizado su intervención, puedes acercarte a ellos para que te des cuenta de que el injerto capilar es ahora una inversión muy alcanzable.