Te quedan artículos para leer en este mes. El registro es gratis.
Regístrate | Login

París se rinde ante el tenor Jonas Kaufmann

Vida
/ 19 enero 2017

El intérprete de Wagner, Verdi y Puccini está considerado como de los mejores del mundo junto con el peruano Juan Diego Flórez.

El tenor estrella Jonas Kaufmann volvió a entusiasmar con su voz al público de la Ópera de la Bastilla en París, demostrando que el cantante de 47 años se encuentra en plena forma tras una dolencia que lo ha mantenido alejado de los escenarios durante meses.

Con su voz de ensueño el artista emocionó la noche del miércoles en la ópera de París, donde las entradas estaban agotadas. El aplauso fue atronador cuando Kaufmann salió solo al escenario.

Debido a una enfermedad, el tenor alemán había tenido que cancelar desde hace varios meses numerosos conciertos, entre otros su participación en la inauguración de la imponente Filarmónica del Elba, en Hamburgo, la semana pasada. Su regreso era esperado con ansia en París, pues fue en la capital francesa donde en octubre tuvo que anular su participación en la ópera "Cuentos de Hoffmann".

En su disculpa a la casa operística parisina, Kaufmann aclaró por primera vez las razones de su baja. Los efectos secundarios de un medicameno condujeron a que una pequeña vena en sus cuerdas vocales estallase. Eso hizo que tuviera que dejar de cantar durante un tiempo largo hasta que el hematoma se curase por completo a fin de impedir una recaída.

$!París se rinde ante el tenor Jonas Kaufmann

El intérprete de Wagner, Verdi y Puccini está considerado como de los mejores del mundo junto con el peruano Juan Diego Flórez y está tan solicitado como casi ningún otro intérprete. A principios de año dijo que ha tenido que frenar un poco para proteger su voz. Entre octubre y noviembre de 2015 ya tuvo también una larga convalecencia.

En Paris Kaufman cantó para unos 2.700 espectadores el papel protagonista de "Lohengrin", la ópera romántica de Richard Wagner, un papel al que se entregó sin exceso de teatralidad pero con toda la ternura y calidez de los mejores intérpretes. Lo acompañaban en el escenario un reparto también de ensueño con la austriaca Martina Serafin y la alemana Evelyn Herlitzius.

Tan sólo se escucharon algunos abucheos para la puesta en escena del alemán Claus Guth, que en 2012 estrenó esta producción en la Scala de Milán. La ópera romántica con dirección musical de Philippe Jordan se podrá ver en París hasta el 18 de febrero.

COMPARTE ESTA NOTICIA
TEMAS

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

Anuncio
Anuncio
Anuncio