Tratamientos para el cabello: alisado japonés

Vida
/ enero 28, 2019 - 17:03

Actualmente es posible tener una melena lisa y saludable, dado que las técnicas que se usan para el tratamiento del cabello no son tan agresivas y están diseñadas para protegerlo. Las técnicas de alisado más usadas para los cabellos rebeldes son la queratina y el alisado japonés.

Si te has animado a cambiar la apariencia de tu cabello con un alisado, aquí descubrirás algunos consejos para que elijas la técnica ideal para ti y que puedas lucir una melena lisa, sin encrespamiento, brillante y saludable.

¿Por qué alisarse el cabello?

Tener un cabello rizado y rebelde para algunas mujeres es una verdadera pesadilla y es que intentar peinar un cabello grueso e indomable no siempre es fácil. Hay que armarse con un secador de pelo, un cepillo y una plancha para el cabello, para intentar reducir el encrespamiento con un golpe de calor.

Lo malo es que esto no siempre funciona y los resultados no suelen ser satisfactorios. Ante esto puedes recurrir al plan B, el alisado.

Hay muchas técnicas que ayudan a alisar el cabello, una de las más usadas es la queratina, pero también recomendamos el japonés. ¿Por qué? En este artículo encontrarás todas las ventajas y desventajas, pero te diremos de antemano que el tratamiento ofrece muchos beneficios para el cabello.

¿Qué es el alisado japonés?

Es una técnica que se usa para alisar el cabello, siendo una solución para todas aquellas personas que quieren hacerse un cambio radical. El tratamiento, que se debe hacer en un salón de belleza, dura aproximadamente tres horas.

¿Para quién es? Funciona muy bien para las personas que tienen el cabello rizado, ondulado o con encrespamiento.

Si decides aplicarte el alisado japonés en tu cabello debes buscar a un profesional que te ayude, pero además debes seguir algunas recomendaciones que te ayudarán a mantener tu cabello  saludable.

Consejos para tener un cabello saludable antes y después del alisado

El alisado con queratina se puede usar en cabellos que hayan sido tratados químicamente con tintes, decolorantes o mechas, mientras que el alisado japonés se aconseja para cabellos naturales.

Realízate un diagnóstico capilar antes de alisar tu cabello, así sabrás si soportas el tratamiento y cuál es el adecuado para ti.

El alisado con queratina es ideal para quienes no quieren un alisado permanente, pero que desean suavizar las ondas y eliminar el encrespado.
El cabello debe estar bien cuidado antes del alisado, para que no se maltrate y conserve su brillo.

Si tienes el cabello muy rizado, tal vez necesites más de una aplicación si usas la técnica de la queratina.

La queratina relaja las ondas y rejuvenece el cabello, además de aportar brillo, uniformidad  y reestructura a la hebra capilar. El alisado japonés, por su parte es mucho más efectivo para las cabelleras rebeldes y con muchos rizos; deja el pelo recto, liso y más sedoso.

Para mantener el efecto liso debes usar productos (champú, acondicionador, cremas anti-encrespamiento) de buena calidad,  pero además, que estén libres de parabenos.

Los parabenos en la cosmética natural

Debes usar Productos sin parabenos para proteger tu salud. Los parabenos son sustancias químicas que se usan como conservantes en alimentos, en cosméticos y medicamentos. Sin embargo, pueden tener muchos efectos secundarios, incluso graves para la salud.

Uno de ellos es la capacidad de estas sustancias para penetrar profundamente en las capas de la piel, por lo que permanecen en los tejidos durante algún tiempo. 

El hecho de que también se utilizan en productos como desodorantes, destinados a ser aplicados en un área especialmente sensible y rica en ganglios linfáticos como las axilas, o cremas y lociones para recién nacidos, genera muchas dudas y temores.

Estas sustancias pueden interferir con la actividad normal de las glándulas que producen ciertas hormonas, especialmente el estrógeno. Esto puede causar algunas disfunciones como la infertilidad y problemas relacionados con la erección.

Algunos estudios han revelado que en muestras de tejidos extraídos de mujeres que padecían cáncer de mama, había cantidades considerables de parabenos.

Esto tal vez no sea una prueba de que estas sustancias causan cáncer de mama, pero ciertamente se han encontrado rastros en las células cancerosas. En consecuencia, es mejor prevenir que lamentar y en la medida de lo posible utilizar cosmética natural.