Foto: Especial
El jueves de la semana pasada, La Jornada reveló que en la región limítrofe entre Chihuahua y Sonora, afectada por la actividad del crimen organizado –ahí fue atacada la familia LeBarón–, está el corazón de un negocio nunca antes explotado en el país: el litio

Una vez revelado el enorme potencial deMéxico en la producción del litio ya hay más de una decena de empresas interesadas en la extracción de este mineral, llamado a ser el petróleo del futuro. De hecho, tras darse a conocer que el país tiene el mayor depósito en desarrollo del mundo, inmediatamente arribó la gigante china Ganfeng, y según especialistas en el tema, se avecina la llegada de muchas compañías extranjeras más.

De acuerdo con el Sistema Integral sobre Economía Minera del Servicio Geológico Mexicano (Sinem), hasta la fecha son 12 compañías de capital extranjero que operan u operaron proyectos mineros relacionados con litio en México, la mayoría en etapa de exploración.

El jueves de la semana pasada, La Jornada reveló que en la región limítrofe entre Chihuahua y Sonora, afectada por la actividad del crimen organizado –ahí fue atacada la familia LeBarón–, está el corazón de un negocio nunca antes explotado en el país: el litio. Justo en esa zona México tiene un megayacimiento en desarrollo, con el cual se convertirá en uno de los mayores productores del mundo.

Las empresas que han puesto pie en el megayacimiento mexicano de litio son: Alien Metals y Cadence Minerals (Reino Unido); Bacanora Minerals, Infinite Lithium, One World Lithium, Organimax Nutient, Radius Gold y Zenith Minerals (Canadá); Lithium Australia (Australia), Sutti Mining (España), Pan American Lithium (EU) y Ganfeng (China).

El estatus de cada uno de los proyectos es distinto. El de Bacanora Minerals es el más relevante, pues su proyecto en la región limítrofe entre Chihuahua y Sonora, afectada por la actividad del crimen organizado, comenzará a rendir frutos en 2022, para colocar a México como uno de los mayores productores mundiales de este mineral.

Según estimaciones de la propia empresa canadiense, el denominado Proyecto de Litio Sonora dejará ganancias totales por aproximadamente mil 200 millones de dólares antes de impuestos, negocio del cual no se quiso quedar fuera la china Ganfeng, una de las mineras más grandes del mundo, la cual aportó capital para asociarse.

Foto: Especial

No todos apuestan

Para Alberto Jiménez, investigador y especialista de la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle, el hecho de que tras descubrirse el potencial del yacimiento sonorense, una de las empresas más grandes del mundo y con mayor infraestructura como Ganfeng haya decidido llegar a México, significa que otras seguirán su ejemplo.

Es muy probable que otras empresas sigan el modelo de la compañía china, es decir, aliarse con otra que ya esté operando en México, debido a que obtener nuevas concesiones se antoja complicado con las políticas actuales, dijo el especialista.

También en Sonora, muy cerca del yacimiento que pretende explotar Bacanora, otra empresa canadiense de nombre Infinite Lithium y una australiana denominada Lithium Australia poseen el Proyecto Electra, el cual consiste en tres concesiones de terrenos con presencia de Litio: Tule, Tecolote y Agua Fría. De acuerdo con el Sinem, todos están en etapa de exploración.

Sonora es considerado como uno de los depósitos de litio tipo arcilla más grandes del mundo, señala Lithium Australia en su página de Internet.

En San Luis Potosí-Zacatecas, la mexicana Litiomex y la española Sutti Mining tienen un proyecto denominado Salinas Lagoon, el cual se estima contiene 8 millones de toneladas de litio.

En Baja California existe un proyecto en exploración denominado El Salar del Diablo, el cual está en manos de la canadiense One World Lithium, el cual, de acuerdo con su página web, se encuentra en la tercera etapa de perforación.

Dicha compañía ha perforado con éxito yacimientos en Argentina, uno de los mayores países productores del llamado oro blanco.

Un caso particular es el de la canadiense Organimax Nutient, dado que es la compañía con la mayor cantidad de proyectos de litio en México, de acuerdo con el Sinem, está desarrollando 15 proyectos en Coahuila, Zacatecas y San Luis Potosí. Entre los más destacados están Santa Clara, Los Remedios, La Salada y La Doncella.

Según la consultora BNamericas, dicha empresa tiene sólo en Coahuila, alrededor de un millón de acres de salares ricos en litio.

Por otro lado, la estadunidense Pan American Lithium tiene en pausa la exploración de un yacimiento en Baja California; la canadiense Radius Gold tiene el proyecto en exploración Lithium Brine, en Coahuila, y la también originaria de Canadá Zenith Minerals tiene tres proyectos en fase exploratoria en Zacatecas.

Un caso excepcional es de la británica Alien Metals, que en México desarrolló tres proyectos en Zacatecas; sin embargo, aunque encontró litio, determinó que no era suficiente para continuar con su inversión.

El muestreo inicial de la superficie confirmó la presencia de litio, pero consideramos que no era económico y permitimos que la opción sobre el proyecto caducara, dice su página web.

Para Jiménez, el desarrollo de la industria del litio en México dependerá en gran medida de la transparencia en las obligaciones fiscales: Debe haber un monto especial para las comunidades, como ocurre en varias partes del mundo.