Archivo
El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, dijo que en Harlem y Brooklyn hubo redadas el sábado, pero la gente no abrió

Las redadas masivas en Estados Unidos que arrancarían este domingo no fueron tales. Los reportes de activistas y de gobiernos locales hablan de escasos operativos que, en su mayoría, resultaron infructuosos debido a que los migrantes estaban aleccionados y no abrieron las puertas de sus casas. 

Las únicas detenciones de las que se tiene conocimiento fueron las de 20 personas, el pasado viernes, en San Diego, California. 

De acuerdo con lo que explicó el domingo el canciller mexicano Marcelo Ebrard, se trataría de mexicanos. Las autoridades consulares los visitarán en el centro de detención, para verificar su situación.

En el resto de Estados Unidos hubo escasa actividad de los agentes migratorios, pero no miedo. 

"Tocaron la puerta de la casa, parecía que temblaba, tocaban demasiado duro. Sentía mucho miedo. Como nadie abría, se asomaron por las ventanas y alumbraron con una luz muy fuerte y se paseaban por todas las ventanas", contó a EL UNIVERSAL Celestina, una mujer guatemalteca de 20 años que vive con su familia en Immokalee, Florida, donde hubo un operativo la madrugada del viernes.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, dijo que en Harlem y Brooklyn hubo redadas el sábado, pero la gente tampoco abrió. Activistas piden no confiarse.