Foto: Especial
En lo que va de este año, la generación de empleos formales no lleva el ritmo deseado por los expertos

El 2019 fue el año en que se frenó fuertemente la generación de empleo, de seguir la tendencia en diciembre, se convertiría en la anualidad con el peor rendimiento en una década.

Hasta noviembre, última cifra disponible, se han generado 724 mil 287 plazas laborales, no obstante, diciembre es históricamente un mes en donde se pierden empleos formales.

En lo que va del año, el número de plazas laborales formales ha aumentado a una tasa de 3.6 por ciento, el menor desde 2009, año en que se sintieron los efectos de la última gran crisis.

A este ritmo, el primer año del gobierno de Andrés Manuel López Obrador será el que genere menos empleos en un año.

Históricamente, en diciembre se pierde cerca del 1.5 por ciento de las plazas que había en noviembre, aunque en los últimos años esa tasa se ha colocado hasta en 1.85 puntos porcentuales, como fue en 2018. De seguir esa tendencia, en el año se habrían generado 412 mil plazas, equivalente a una tasa de crecimiento de 2.05 por ciento, el menor desde 2009.

Esta semana, el think tank México, ¿cómo vamos? cuestionó que el actual gobierno se quedó corto en la meta de generar al menos 1 millón 100 mil empleos en el año.

Durante el año -según datos de esta organización- sólo en el mes de febrero se superó la meta de 100 mil empleos generado al mes, al registrarse 220 mil 628 plazas. Todos los demás meses han presentado cifras por debajo de la meta de generación de 100 mil empleos cada mes.

Ante esta situación, el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC) sostuvo que la generación del empleo formal se ha mantenido en terreno positivo hasta noviembre, pero empezó a dar muestras de la complejidad por la que atraviesa el país.

En ese contexto, Coahuila también se ha visto afectada, ya que hasta noviembre ha tenido un alza marginal de 1.58 por ciento en comparación con diciembre de 2018.