Si Rodgers desea a Gutekunst removido como gerente general para su regreso, eso parece algo improbable. | Foto: AP
El QB estelar de Green Bay desmintió que el problema se haya originado por la selección de Jordan Love en el draft del año pasado

GREEN BAY.- El problema de Aaron Rodgers con los Packers no fue su selección del quarterback Jordan Love, sino una filosofía organizacional que, cree, ha desviado su curso.

Esa fue la versión que contó Rodgers en una aparición en “SportsCenter” . Fue la primera explicación pública de cómo la disputa entre él y su equipo alcanzó este punto.

Aunque Rodgers admitió que las cosas cambiaron significativamente el año pasado cuando el gerente general Brian Gutekunst ascendió en el orden de selecciones para elegir a Love, el potencial reemplazo de Rodgers, sugirió que su mayor problema fue el modo en que Gutekunst lo manejó.

“Con mi situación, miren, nunca se ha tratado de la selección de draft, elegir a Jordan”, dijo Rodgers a Mayne. “Amo a Jordan; es un gran chico. Nos divertimos trabajando juntos. Amo al grupo de coaches, amo a mis compañeros, amo a la afición en Green Bay. Han sido unos 16 años increíbles. Es simplemente acerca de una filosofía y quizás olvidar que se trata de la gente la que hacer que se muevan las cosas. Se trata de carácter, se trata de cultura, se trata de hacer las cosas del modo correcto”.

Rodgers, de 37 años de edad, viene de su tercer reconocimiento como Jugador Más Valioso de la NFL. Cree que al jugar tan bien el año pasado —cuando condujo a los Packers a una marca de 13-3 y una aparición en el Juego de Campeonato de la NFC por segunda temporada consecutiva— alteró los planes de los Packers de desprenderse de él. Gutekunst ha admitido que debió comunicarse mejor con Rodgers antes de pactar un canje para poder subir en el orden de selecciones y elegir a Love con el turno N° 26 de la primera ronda del Draft 2020.

“Mucho de esto empezó el año pasado, y la curva fue cuando gané el JMV y jugué del modo en que jugué el año pasado”, explicó Rodgers. “Esto solamente es, creo, que se derramó todo. Pero se trata de las personas, y eso es lo más importante. Green Bay siempre ha sido acerca de las personas. Desde Curly Lambeau siendo propietario y fundador hasta los 60 con (Vince) Lombardi y Bart Starr y todos esos nombres inreíbles hasta los equipos de los 90 con el coach (Mike) Holmgren y (Brett) Favre y el ministro de la defensa (Reggie White), hasta la racha que llevamos. Se trata de las personas”.