Reunión. Decenas de feligreses ingresaron ayer al templo de San Juan Nepomuceno, aunque por la puerta lateral. HÉCTOR GARCÍA
La Iglesia de San Juan Nepomuceno y la de la colonia Virreyes abren sus puertas, pese a estar prohibidos los eventos masivos

En algunos templos de la Diócesis de Saltillo, como el de San Juan Nepomuceno, en el Centro Histórico de la ciudad, se pudo detectar actividad en plena cuarentena, a pesar de seguir prohibidas las actividades masivas por parte de la Secretaría de Salud.

Al dar un recorrido se pudo observar a decenas de personas entrar y salir de la iglesia ubicada en la esquina de las calles Miguel Hidalgo y Mariano Escobedo.

Aunque el “vigilante” no permitió la entrada a VANGUARDIA, desde afuera se pudo observar la entrada y salida de personas por la parte sur del lugar. Los feligreses se negaron a hablar.

¿Fiesta? Hubo quien ingresó con varios refrescos, por lo que se deduce que se trató de un convivio. HÉCTOR GARCÍA

También en la parroquia ubicada en la colonia Virreyes se observó la llegada de personas, quienes llevaban platillos de comida; tampoco quisieron hablar. 

El pasado 23 de mayo, la Diócesis de Saltillo emitió un protocolo de 20 puntos para la reapertura de iglesias, aún sin fecha definida para su aplicación.

En éste se destaca que habrá sana distancia en el templo y misas con un máximo de duración de 45 minutos, además de aplicar todas las medidas de higiene y sanitización de espacios; la recomendación es que mujeres embarazadas y personas que pertenecen a grupos de riesgo vean transmisiones de la misa por redes sociales.

Acceso. El vigilante ponía y quitaba el candado cada que entraba o salía una persona. HÉCTOR GARCÍA

Por su parte, el obispo Raúl Vera durante la homilía del día de ayer trasmitida en vivo a través de redes sociales, recordó el asesinato de la periodista María del Sol Cruz Jarquín, sucedido hace 2 años (2 de junio de 2018), en Juchitán, Oaxaca, junto con otras 2 personas durante una campaña electoral.

El religioso mencionó que no hay avance en la investigación del asesinato de la periodista.

‘Decisión grave’

El pasado 20 de abril, el obispo Raúl Vera montó en cólera al enterarse de que 2 templos de la ciudad habían abierto sus puertas, pese a estar prohibido.

 

 

“Lo que hiciste, sacar a la calle a tus feligreses, y tenerles en una actividad como grupo, no se justifica. (…) Todo lo que implique a una convocación pública de fieles, es una imprudencia”, expresó Raúl Vera López en una carta difundida por la Diocesis de Saltillo.

“Eres una persona pública en la Iglesia y en la sociedad, tienes preparación académica en Derecho Canónico y Derecho Civil, por lo tanto sabes de disposiciones que hemos tomado tanto la autoridad eclesiástica como civil”, expresa.

“(...) Ha sido muy grave la decisión que tomaste sin consultar a tu Obispo”, expresa.

Christian Martínez

A los 25 años fundó su revista cultura independiente “La Negra Plata” proyecto ganador del PACM y C y publicó su primer libro literario a los 27, titulado “Crónica de un Salto”. Actualmente cubre las fuentes relacionadas con el Sistemas de Salud y sus variantes, las diversas manifestaciones religiosas que hay en la región  y el consumo de drogas entre la población. Lleva trabajando como reportero 3 años. Es licenciado en Letras Españolas y de Administración de Empresas por la Universidad Autónoma de Coahuila.