Andrés Granier Melo, exgobernador de Tabasco | Foto: Especial
En marzo de 2018, un juez del fuero común condenó a 10 años de prisión al exgobernador de Tabasco, así como a una multa de 525 días

El exgobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo quedó absuelto del delito de peculado, después de que le fuera concedida la prisión domiciliaria en enero pasado, por lo que le otorgaron la libertad, así lo confirmo el actual gobernador de la entidad, Adán Augusto López.

De acuerdo con medios locales, recientemente un juez federal le quitó a Granier Melo una acusación por defraudación fiscal equiparada calificada por un monto de 2 millones 156 mil 489 pesos, al no encontrar pruebas suficientes para poderlo mantener procesado por este delito

Cabe recordar que en marzo de 2018, un juez del fuero común condenó a 10 años de prisión al exgobernador de Tabasco, así como a una multa de 525 días, por el presunto desvío de 196 millones de pesos del programa Seguro Popular.

Asimismo, en 2015, el priista libró una acusación por supuesto lavado de 35 millones de pesos. El tribunal federal consideró que la PGR no probó que los recursos procedieran del erario o ilícitos.

Uno de los abogados del exmandatario, Miguel Alberto Romero Pérez, en declaraciones anteriores, precisaba que Granier Melo goza de buen estado de salud y una vez concluido el procedimiento podría regresar a Tabasco.

Desde enero de este año se encuentra bajo arraigo domiciliario en una residencia de Coyoacán, Ciudad de México.

Sin embargo, ahora el político ya "libró" esa sentencia, aunque se espera que en próximas horas su defensa actualice su estatus legal.

Con información de El Financiero