Foto: Especial
Según información difundida por el alcalde Salas, ya se plantearon al menos tres pozos profundos para la Región del Sureste, sin embargo, solicitará que de aprobarse, se realice un monitoreo cada cinco años sobre la cantidad de agua en el subsuelo que se recupera para no dejar a las futuras generaciones sin el vital liquido

Según el alcalde de General Cepeda, Juan Salas, la Conagua ya canceló la extracción de agua en el acuífero Saltillo Sur, debido a que dentro de los estudios realizados por Aguas de Saltillo y Banobras, en conjunto con información de la Comisión Nacional del Agua, en los últimos 20 años el nivel estático del agua de la Región Sureste ha disminuido al menos 20 metros, lo que ha afectado a Parras, Saltillo y una parte de General Cepeda.

Esto significa que el nivel del agua en la zona superficial de los mantos ha disminuido en cantidad, es por ello que el Edil ya solicitó ante la Comisión Nacional del Agua estudios de aguas profundas y la recarga que se ha logrado en los mantos acuíferos en toda la región para conocer el status real y la cantidad de agua que hay para el uso humano.

 

“Lo que yo me estoy dando cuenta es que durante los últimos 20 años, cuando se han hecho estudios, ha bajado por lo menos 20 metros el nivel estático del agua en toda la región, porque el estudio habla del Saltillo Sur, que es Parras, Saltillo y el ejido La Casita en General Cepeda”, afirmó el Alcalde.

En ese sentido, Juan Salas ya solicitó a la Conagua un estudio nuevo que incluya el estado actual de las aguas profundas, “porque lo que quieren Aguas de Saltillo y las autoridades son pozos profundos de por lo menos mil metros, si es lo que quieren hacer hay que revisar toda la zona para saber si hay o no hay agua, queremos saber si es cierto que sobra”.

Según información difundida por el alcalde Salas, ya se plantearon al menos tres pozos profundos para la Región del Sureste, sin embargo, solicitará que de aprobarse, se realice un monitoreo cada cinco años sobre la cantidad de agua en el subsuelo que se recupera para no dejar a las futuras generaciones sin el vital liquido.