Atraco. Los hechos ocurrieron en una de las casas del fraccionamiento residencial San Alberto. / EFRÉN MALDONADO
La investigación del atraco iniciará con base a los videos de las cámaras de seguridad de la casa y del fraccionamiento

Una empleada doméstica fue acusada de cometer un robo de alrededor de 500 mil pesos en joyas —según se informó por fuentes oficiales—, las cuales sacó de la lujosa casa en la que trabajaba desde hace tiempo en el fraccionamiento residencial San Alberto. 

El robo fue reportado por los afectados, minutos después de las 19:00 horas de ayer, quienes llamaron al Sistema Estatal de Emergencias al darse cuenta que la empleada —de quién no dijeron sus generales—, se había desaparecido. 

Comenzaron a buscarla y no tuvieron éxito, lo que se les hizo bastante extraño así que decidieron revisar sus pertenencias percatándose que tenían un considerable faltante en valiosas joyas, casi 500 mil pesos, por lo que emprendieron la búsqueda de la mujer. 

Policías Municipales de Saltillo entraban y salían del fraccionamiento mientras los afectados afirmaron que interpondrán la denuncia correspondiente ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), para que se realicen las investigaciones correspondientes. 

La investigación del atraco iniciará con base a los videos de las cámaras de seguridad de la casa y del fraccionamiento, en dónde se captó a la empleada en el momento en que entró y salió. Se espera que pronto se pueda dar con su paradero para que enfrente a la ley por el delito que cometió.