Abril Pérez Sagaon. Foto: Facebook
Familiares y amigos dieron a conocer la muerte de Abril Pérez Sagaon, víctima de dos balazos. Ella fue esposa del ex CEO de Amazon Juan Carlos García

Este día, familiares y amigos han dado a conocer la muerte de Abril Pérez Sagaon, víctima de dos balazos. Ella fue esposa del ex CEO de Amazon Juan Carlos García,  y luego directivo de Grupo Elektra, hasta el pasado 1 de febrero de 2019, ya que tampoco labora en esa empresa actualmente.

La pareja cobró notoriedad a principios de año luego que grupo Reforma diera a conocer una pelea que sostuvieron en su hogar, en la alcaldía Álvaro Obregón de la CDMX, y que terminó con ambos heridos, uno por arma blanca y el otro por golpes.

Los informes señalaban en aquel entonces que "tras una intensa discusión, la mujer apuñaló a García en el pecho con un arma punzo-cortante, mientras que la mujer fue golpeada y tenía rasgos de intento de estrangulamiento".

Amigos narran en sus redes sociales que las heridas perpetradas a Juan Carlos fueron hechas por el hijo de la pareja, al creer que se trataba de un asalto, pues el hombre portaba una máscara.

En ese entonces, en redes sociales la versión dada por un "amigo" de Juan Carlos, era que la pelea había derivado de una presunta infidelidad de Abril, pero llamaron la atención de los medios dos mensajes extraños que lanzó García a través de su cuenta de twitter, pues acusaba a su esposa y su amante de ¡haberlo matado!

Juan Carlos García, ex directivo de Amazon.

Uno de los mensajes estaba acompañado con una imagen supuestamente de la propia sangre del ejecutivo y en el segundo aparece un teléfono celular también ensangrentado.

Luego, un usuario llamado Rubén Jaff, quien se identificó como gran amigo de García, escribió "un hilo" en la misma red social en el que denuncia el asesinato y pide “que el mundo se entere de este atroz acto”, pero luego compartió una captura de pantalla de una plática a través de WhatsApp con el esposo de Abril, donde le dice que no murió pero que recibió una herida por arma punzocortante en el pulmón y se encontraba en mal estado.

Ahora, luego de conocer la muerte de Abril, la usuaria de redes sociales Vanessa Alvarez, da a conocer otra historia, y revela que ese 4 de enero de este año, Abril Peréz Sagaón mientras dormía "fue brutalmente atacada por su esposo Juan Carlos Garcia con un bate de madera, trató de degollarla con un bisturí y en el forcejeo al salir volando el arma intentó estrangularla".

Asimismo, expone que ella no pudo atacarlo ni en defensa propia, que un hijo de la pareja entró al escuchar los gritos y se enfrentó al padre evitando así que la matara, resultando herido.

De igual manera, da a conocer que después de una semana en el hospital y de recuperarse Abril finalmente logra divorciarse"Tuvo que lidiar con un sistema de justicia ineficiente, además de difamaciones e injurias en redes sociales orquestadas por el atacante, se logró el divorcio y que el sociópata narcisista fuera procesado por homicidio en grado de tentativa, hace unos días salió del reclusorio".

Y Vanessa hace una grave acusación: "Ayer logró por fin llevar a cabo su cometido, no la mató con su propia mano pero al parecer contrató un sicario que le dispará en la cabeza y cuello. Eso en presencia de sus hijos".

Aparentemente Abril ya no radicaba en la CDMX, pero este día ella acudió a la capital a realizar unos trámites presuntamente del mismo proceso. 

Y continúa la amiga de Abril: "El ex esposo solicitó una evaluación psicológica y Abril llevó a sus dos hijos y al parecer ahí afuera del despacho de la psicóloga ya estaban los sicarios esperando y cuando se fueron rumbo al aeropuerto se le emparejaron y ella que iba de copiloto recibió dos disparos, uno en la cabeza y otro a la altura de la clavícula; sus dos hijos menores iban en el asiento de atrás y su abogado manejaba. La trasladaron al hospital y ahí murió."

En el amplio texto en su cuenta de Facebook, Vanessa da a conocer que Abril siempre tuvo una actitud de perdón hacia su ex esposo y que "dejó en manos de Dios y de la justicia de los hombres confiando en que podría rehacer su vida, tenía un nuevo trabajo y quería ayudar a víctimas de violencia como ella".

Y se cuestiona si quedará impune su feminicidio, de igual manera hace la observacion de que en las escuelas se debería impartir inteligencia emocional como materia obligatoria: "Debemos educar en ese sentido también, pues la falta de salud mental cobra vidas y marca para siempre a las familias...".

Vanessa termina su publicación con un fuerte mensaje para las autoridades: "Muchos supimos el calvario que estaba sufriendo e impotentes nos quedamos de brazos cruzados esperando y confiando como ella que los encargados de hacer justicia hicieran su trabajo, pero no resultó así...".